Un auto legendario de Volkswagen renacerá medio siglo después

Si te mencionamos el nombre Buggy probablemente no te diga mucho, pero si tus papás o abuelos son fanáticos de los autos de la “vieja escuela” y más de la marca Volkswagen, seguramente los verás suspirar porque era un auto que causó revuelo durante las décadas de los 60 y 70 por su diseño y sobre todo porque era ideal para conducir fuera del asfalto. Ese Buggy volverá convertido en un auto eléctrico y su regreso está más cerca de lo que te imaginas.

Volkswagen anunció que durante el Autoshow de Ginebra que se celebrará a principios de marzo mostrará al mundo el ID Buggy que como las primeras siglas lo señalan, será totalmente eléctrico y a decir de la casa alemana estará basado en las características de los populares buggies de las dunas estadounidenses.

Honor a quien honor merece

El concepto del buggy totalmente eléctrico se basa en los predecesores históricos que tienen su hogar en California, señala Volkswagen. Un viejo conocido sirvió de base para edificarlo: el Volkswagen Sedan y para mantener la autenticidad con el estilo original, esta reinterpretación de un buggy no tiene techo fijo o puertas convencionales, mientras las ruedas independientes equipadas con neumáticos todo terreno y los laterales abiertos dominan el aspecto general.

La historia de los vehículos recreativos y la tecnología Volkswagen es muy larga: desde el Sedan descapotable y carrocerías especiales producidas por firmas como Hebmüller y Rometsch, hasta diseños totalmente abiertos como el que adoptó el buggy Meyers Manx, el chasis del Vocho permitió soluciones personalizadas creativas, y algunas veces exclusivas, durante décadas.

Hoy es momento del regreso de una leyenda y Ginebra será testigo el próximo 5 de marzo.