La nostalgia por los autos que nos dejó la película “Roma”

Autobuses dic. 17, 2018

Este fin de semana la plataforma Netflix agregó a su catálogo la cinta “Roma”, escrita y dirigida por el mexicano Alfonso Cuarón, la cual de muchas evoca al México de principios de la década de los 70, incluidos muchos de los automóviles que estaban de moda hace casi 50 años y que con el paso del tiempo siguen en la memoria de muchas personas.

Si aun no has visto la película, te comentamos que este contenido podría incluir algunos spoilers, pero nos enfocaremos en los vehículos que más nos llamaron la atención.

Ford Galaxie

Es el auto de la familia y es conducido por el personaje “Antonio”, caracterizado por el actor Fernando Grediaga y se trata de un auto cuyas dimensiones eran muy comunes en aquellos años: autos sumamente grandes y espaciosos al interior.

En su momento se llegó a ofertar en configuraciones dos puertas coupé, dos puertas convertible, 4 puertas sedan y aunque en la cinta predomina la aparición de este auto visto frontalmente, podemos concluir que se trata de un Galaxie 500 fastback, famoso porque la fila delantera de asientos era de una sola pieza y podían viajar en ella hasta tres personas casi sin problema, incluyendo a quien lo hiciera entre el conductor y el copiloto pues en aquellos años era muy común que los autos tuvieran la palanca de velocidades colocada detrás del volante, sustituida tiempo después por la popularmente denominada “palanca al piso”, como la conocemos actualmente.

El último Galaxie se produjo en 1974.

Renault 12

Durante los 70 la marca francesa cobró fama con sus vehículos famosos por su practicidad y por ser de dimensiones discretas.

En la cinta podemos apreciar un Renault 12, que si tomamos en cuenta el año en que se sitúa la película, tenía poco de haber aparecido en el mercado, pues este modelo se presentó en 1969 y fue reemplazado en 1983 por el Renault 9.

Volkswagen Type 1

Difícil entender el México de los 70 sin hablar del mítico “Vocho” que fue de la mano con la cultura mexicana actualizándose paulatinamente hasta 2003, año en que dejó de producirse.

En “Roma” podemos verlo en varias secuencias, la gran mayoría de ellas estacionado al fondo del patio de la casa principal con lo que podemos deducir que fungía como el auto sustituto.

Las “Vitrinas”

Formaban parte de los autobuses que prestaban el servicio de transporte público de pasajeros y de acuerdo con páginas especializadas montaban chasis CASA o GMC y el nombre de “Vitrina” lo adopta en razón de que sus vidrios frontales eran enormes. Dejaron de circular paulatinamente hacia la década de los 80, aunque de acuerdo con blogs de aficionados a los autobuses, a algunos se les vio circular a finales de los 80.

Los “Pistaches”

Fueron popularmente así porque su color era predominantemente verde claro y guardaban algunos rasgos de los autobuses urbanos de pasajeros de la década de los 50.

Por su configuración fueron utilizados al final de su vida como unidades que prestaban servicio hacia las afueras de la ciudad de México y se puede decir que son los precursores de los también popularmente llamados “Chimecos”.

¿Identificaste algún otro vehículo en la película?

Adolfo Reséndiz

Periodista por la EPCSG, Técnico Mecánico Automotriz, Especialista en Automóviles y actualmente Editor y Host para LATAMAUTOS en sus verticales de México (SemiNuevos.com) y Ecuador (Patiotuerca.com).

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.