Chevrolet Cheyenne 2019: La nueva generación alimenta su leyenda

La leyenda se reinventa. La nueva generación de la mítica Chevrolet Cheyenne llega a México con sustanciales mejoras en cuanto diseño, capacidad, desempeño, comodidad y tecnología, pero no llega sola. Ahora agrega dos nuevas versiones que alimentarán el rico legado de una de las pick ups más famosas de todos los tiempos.

DISEÑO

Los cambios más sustanciales de Cheyenne los encontramos a primera vista. La parrilla frontal fue completamente rediseñada dando como resultado un aspecto más estilizado pero sin perder su carácter fuerte ya conocido.

INGENIERÍA

El Motor V8 de 5.3L de 355 caballos de potencia es el encargado de impulsar a la nueva generación de Cheyenne y hace ecuación con una transmisión automática de ocho velocidades con modo manual.

La fuerza de esta pick up de resaltar: tiene una capacidad de carga de 934 kilogramos, 148 más que la generación previa, mientras que puede arrastrar hasta 4,355 kilogramos, 219 más que el modelo previo, en tanto que el volumen de caja mejoró en más de 269 Litros, ofreciendo ahora 1,781.

EQUIPAMIENTO

Al abrir la puerta encontramos una atmósfera funcional, muy bien desarrollada y llena de confort, prueba de ello es el quemacocos de tres posiciones y detalles en cromo que se pueden apreciar al interior pero también en el exterior.

Los asientos están forrados en piel y tienen una textura sublime, al igual que los acabados que reúnen materiales que harían ruborizar a sus competidores.

Nos llama la atención la palanca de velocidades que al más puro estilo clásico se sigue alojando detrás del volante. Un buen detalle.

En cuanto a conectividad, la pantalla central es táctil a color de 8 pulgadas que despliega gráficos en alta resolución con mapas de navegación en tiempo real.

Como todo buen producto de General Motors, integra el servicio OnStar 4GLTE con Wi-Fi integrado, así como el servicio Commercial Link; además del nuevo sistema de diagnóstico de frenos que permite monitorear el desgaste, así como indicar el momento ideal para realizar su cambio.

VERSIONES DE ESTRENO

Como ya mencionamos Cheyenne integra dos nuevas versiones, siendo una de ellas la RST (Rally Sport Truck), que integra el mismo motor que el grado LTZ, pero que en lo estético tiene tintes más deportivos: acabados al color del vehículo en parrilla y fascias, rines deportivos de 20 pulgadas con acabados ahumados, mientras que el inconfundible logo Chevrolet alojado en la parrilla frontal se presenta en color negro, misma tonalidad de los estribos, en tanto que en lo referente al desempeño incorpora la afamada suspensión todo terreno Z71 y tracción 4×4.

La siguiente variante de Cheyenne es la Trail Boss, que también conserva el mismo motor y tiene un aspecto más rudo gracias a que tanto la parrilla, fascias, manijas y espejos están tintados en color negro brillante.

La suspensión todo terreno fue elevada en 2 pulgadas en comparación con las otras versiones y agrega asistente automático en descenso de pendientes. También incorpora molduras protectoras en la parte inferior, rines de aluminio de 18 pulgadas en color negro brillante, llantas off-road, estribos tubulares en negro y suspensión todo terreno Z71 y tracción 4×4.

La cereza en el pastel es la imponente Cheyenne High Country que integra puro poder bajo el cofre: motor V8 de 6.2L de 420 hp transmisión automática de 10 velocidades, la cual es de nueva generación.

El porte es más elegante y musculoso y eso queda de manifiesto con el diseño de rines exclusivo de 20 pulgadas, los emblemas High Country tanto en exteriores como en la cabina; quemacocos eléctrico de 3 posiciones y estribos los cuales son retráctiles y agregan detalles cromados.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*