Los 3 aviones de lujo preferidos por los millonarios

Solo las personas del gobierno y millonarios hombres de negocios podrían costearse todo un avión de lujo para su transporte y aún tener recursos para amueblarlo a su gusto, personalizarlo, tanquearlo, pagar pilotos, azafatas, etcétera -sin auspicios ni nada por el estilo-. Basta ver lo que ofrecen estas aeronaves para entenderlo mejor: sala de reuniones, gimnasio, bar, habitaciones y denominaciones como ‘yate de los cielos’ quizá queden cortas.

A continuación te presentamos a 3 de los aviones de lujo preferidos por los millonarios de este pequeño planeta. Cuidado con la envidia. Aquí los tienen.

Airbus A380

Airbus-A380

Comencemos por el más colosal. El A380, fabricado por la empresa europea Airbus, es considerado el avión comercial más grande del mundo al contar con 73 metros de largo y 24 metros de altura; al poseer más espacio para personalizarlo, los millonarios suelen tenerlo entre sus favoritos de compra.

Uno de los casos más conocidos es el del príncipe de Arabia Saudita, Al-Walid bin Talal, quien cuenta, entre su flota de aviones, con un Airbus A380 valorizado en 500 millones de dólares aproximadamente. Esto debido a que incluyó en su lujoso transporte un baño turco, un garaje y un salón de rezo con tapetes que rotan con dirección a La Meca. ¿Qué les parece?

Boeing 747

Aunque más pequeño que el Airbus A380, el Boeing 747 del fabricante norteamericano goza de mayor preferencia por llevar más tiempo en el mercado. En realidad, su tamaño no es nada menospreciable: durante tres décadas fue la aeronave más grande del mundo; ahora es el segundo más grande desplazado por el A380. Su modelo más actual es el 747-8.

Y si pensamos en un personaje como ejemplo de adquisición, solo debemos buscar nuevamente en el garaje del príncipe saudí Al-Walid bin Talal, quien también cuenta con esta lujosa adquisición personalizada con nada más y nada menos que con el trono real al centro de la nave. Su precio está valorizado en 220 millones de dólares.

Gulfstream III

El Gulfstream III es un avión fabricado por la compañía de aeronáutica estadounidense Gulfstream Aerospace. El equipamiento en este transporte privado es uno de los más avanzados entre los aviones. Algunos calculan su valor en 125 millones de dólares.

Tyler Perry, famoso escritor, guionista y director americano, cuenta con esa unidad como jet privado. Lo ha implementado con una pequeña sala de cine y variados gadgets para que el viaje sea más entretenido.