¿Quieres ahorrar combustible? Así es como debes manejar

Si te preocupa tu consumo de combustible y quieres contribuir a proteger al medio ambiente (por eso de las emisiones de CO2), una de las formas más sencillas de conseguirlo no es cambiando de vehículo o invirtiendo en un auto eléctrico, solo tienes que conducir de forma ecológica. Aquí te contamos cómo.

Buceando en la página web del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), encontramos las claves para una conducción ECO, o ecológica según quieran llamarla. No es nada del otro mundo, tan solo basta con seguir algunas sencillas reglas con las que podemos reducir nuestro consumo de combustible hasta en un 15%, así como las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera:

Más en Motorbit: Combustión vs eléctrico ¿qué diferencias hay en cuanto al mantenimiento?

Conducción eficiente. Fuente: autoescuelagongora
Conducción eficiente

CLAVES PARA UNA CONDUCCIÓN “ECO”

No pises el acelerador inmediatamente después de arrancar. Si tu auto es de gasolina, solo necesitas dar el contacto y emprender la marcha. Si es diésel, es conveniente dejar al ralentí unos segundos el vehículo.

Permanece en primera el menor tiempo posible. Recuerda que la primera marcha funciona como un trámite entre el vehículo parado y la marcha, por lo que debes utilizarla lo menos posible. Lo ideal es pasar a segunda a los dos segundos o tras avanzar seis metros.

-Las revoluciones adecuadas para cambiar de marcha son entre 2.000 y 2.500 para vehículos de gasolina y 2.000 en los diésel. Al hacer los cambios de marcha rápidos conseguirás un consumo reducido.

Más en Motorbit: Destruyendo mitos: los SUV no son más seguros que los autos

– Reduce de marcha lo más tarde posible. Cuando necesites reducir, trata de retrasarlo lo máximo que puedas. Ten en cuenta que si no estás acelerando, vas a más de 20 km/h y tienes una marcha engranada (cualquier marcha) tu consumo de combustible en ese momento es de 0.0 litros/km. Por eso nos conviene aprovechar este momento de cero consumo al máximo.

-En general, circular con marchas más largas y a bajas revoluciones y con manteniendo una velocidad lo más uniforme posible, evitando acelerones y deceleraciones bruscas produce un consumo mínimo.

– Mantén tu vista al frente de forma que tu mirada alcance la máxima distancia posible. Esto nos permitirá anticipar los acontecimientos y evitar una conducción brusca y agresiva, con la que el consumo de combustible se dispara.

Más en Motorbit: Sencillos pasos para quitar el mal olor del aire acondicionado

foto espejo– Si vas a estar detenido durante más de 60 segundos, se recomienda apagar el motor. El sistema Start Stop, que detiene automáticamente el motor cuando estamos detenidos, es una buena forma de ahorrar combustible en situaciones como atascos o durante un semáforo en rojo.

El aire acondicionado aumenta entre un 5 y un 20% el consumo del vehículo. Esto se debe a que el esfuerzo de enfriar el aire acaba recayendo sobre el motor, que tiene que trabajar más y por tanto necesita consumir más carburante. Por eso, es mejor no abusar de él.

-Siempre a punto. Que nuestro auto esté a punto puede hacer que el gasto de combustible se reduzca un 10%, por tanto haz las revisiones periódicas necesarias y notarás la diferencia.

-Mantén tus neumáticos en buen estado. Una presión incorrecta o desgastes excesivos influye en la conducción y, como no, en el combustible.

Siguiendo estos sencillos consejos lograrás reducir tu consumo de combustible un 15% (algo que tu bolsillo notará) y estarás ayudando a reducir las emisiones de gases contaminantes que están destruyendo nuestro planeta. ¿Te animas a sumarte a la conducción ECO?

Cuéntanos…

¿Consideras que manejas de forma eficiente?

¿Conoces alguna otra forma de reducir el consumo de combustible?