Peugeot 3008 es seducción hecha SUV

Pocas marcas de automóviles son capaces de combinar a la perfección diseño, prestaciones y equipamiento con la intención de crear vehículos icónicos o referenciales que generen admiración mundial de forma inmediata.

Desde su lanzamiento en 2017, la segunda generación de Peugeot 3008, ha ganado más de 40 premios internacionales, siendo uno de los más importantes el denominado Coche del Año Europeo. Una hazaña impresionante tomando en cuenta la gran oferta de SUVs a nivel mundial.

Peugeot 3008 es seducción hecha SUV

Visualmente es un deleite. Integra una parrilla poderosa al frente, faros trapezoidales con firma LED, grandes entradas de aire para enfriar el conjunto motriz, rines de aluminio en 18 pulgadas y líneas laterales dinámicas que dan un acabado de techo flotante. Un conjunto que al mirarlo recuerda la imagen de un león a punto de atacar.

En su interior encontramos la máxima expresión del diseño de vanguardia francés

Destaca a primera vista el sistema i-Cockpit que tiene como principal protagonista a una pantalla central de 12.3 pulgadas completamente configurable para entregar las métricas más precisas relacionadas con nuestro viaje, consumo de combustible y seguridad respecto a peatones o automóviles.

Un poco más abajo encontramos un volante pequeño con controles integrados que redondea a la perfección con el cluster de instrumentos elevado para una visibilidad total.

A los costados tenemos teclas de acceso rápido para controlar el aire acondicionado, con fragancias integradas, algunos parámetros del vehículo y el sistema de infoentretenimiento liderado por una pantalla táctil de 7 pulgadas ligado a un poderoso sistema de sonido premium Focal.

Otro tema de conversación es sin duda los acabados de su cabina ya que además de encontrar un diseño muy propositivo, combina a la perfección distintos materiales y texturas para crear un habitáculo realmente agradable.

Tren motriz

La forma en cómo se desplaza este vehículo también es digna de admirar, existen dos opciones de motorización para 3008, iniciando con un motor a gasolina 1.6 litros High Pressure con 165 caballos de fuerza y le sigue una opción Diésel con 150 caballos de fuerza, ambos acoplados a una transmisión automática de 6 relaciones con modo sport para una respuesta más dinámica del motor.

Manejamos la versión a gasolina por una semana y en verdad que quedamos muy complacidos por su manejo. Tiene las dimensiones adecuadas para transitar con agilidad por la ciudad y la capacidad de poner aceleración para recorrer carreteras sin ningún tipo de problemas.

Sí a eso le sumamos que ofrece aditamentos que solo habíamos observado en vehículos de mayor precio y categoría como el sistema de aire acondicionado con fragancia, tablero digital, asientos forrados en piel con función de masaje y una suite de seguridad que incluyen cámara 360, control crucero adaptativo así como alerta de cambio de carril, hablamos de un SUV poderoso que justifica cada peso que inviertas por el.

Descubre más de 3008 así como de Peugeot aquí.