Mira el sistema con el que nunca te tocarán semáforos en rojo

Imagina que vas conduciendo tu coche, tienes prisa por llegar y al fondo de tu vista se alcanza a ver una hilera de semáforos que paulatinamente van pasando de la luz verde a la ámbar y de ahí a la roja. Alcanzas a pasar si acaso dos calles antes de detenerte y te preguntas por qué no existe algo que impida que quedes atrapado por una luz roja. Audi ya tiene la respuesta.

Se llama Green Light Optimization Speed Advisory (Glosa), indica a los conductores cuál es la velocidad a la que deben conducir para ligar semáforos en verde, eso sí siempre respetando los límites de velocidad prestablecidos en la vialidad por la que se circule.

Todo esto es posible gracias a la tecnología denominada “V2I” (Vehicle to infrastructure), que como su nombre lo indica se encarga de conectar los sistemas de navegación y sensores a la infraestructura urbana de modo tal que es capaz de conectarse a la perfección con el entorno para descifrar en este caso, la duración de las luces en verde de los semáforos.

Si bien es cierto, esta tecnología tiene por objetivo reducir los tiempos de los conductores al volante, también persigue aumentar la eficiencia de combustible, pues como se sabe, pasar tiempo atorado en el tráfico también demanda un mayor uso de energía.

Esta tecnología ya está disponible en algunas ciudades de Estados Unidos y dependiendo del desarrollo de la infraestructura se irá aumentando su uso en otras localidades.