70 años del nacimiento de una leyenda: el VW Beetle

autos clasicos ene. 04, 2016

El llamado “Auto del pueblo” se convirtió en un ícono en el mundo y la Navidad de 1945 marcó el inicio de una de las historias más cautivadoras de la industria automotriz mundial y que llegó a su fin en 2003 en la planta de Volkswagen en Puebla cuando se dejó de fabricar el famoso Beetle conocido en México como el “Vocho”.


Más en Motorbit: Tesla Motors: 5 puntos claves que debes conocer tras su llegada a México

Beetle, sus incios

Su primer nombre fue el Volkswagen Tipo 1 y años más tarde su nombre fue cambiado a Beetle, aunque en países como México fue bautizado coloquialmente como “Vocho” y fue un 30 de diciembre de 1945 cuando salió de la línea de producción el primer ejemplar de este mítico vehículo.

Eran los tiempos finales de la Segunda Guerra Mundial y del modelo primeramente llamado «KdF-Wagen» y entre 1946 y 1947 apenas se produjeron mil vehículos al mes en una fábrica alemana la cual estaba en ese entonces bajo dominio británico.

Luego llegó el momento de cruzar fronteras. La puesta en marcha de las exportaciones en octubre de 1947, marcó un primer paso en el escenario internacional para el “escarabajo” y es que el Beetle posteriormente encontró un hogar en muchos otros países, como en México.

Beetle

Ya bajo el nombre de “Sedan” este vehículo llegó a México en 1954 aprovechando una exposición de Alemana y su industria. Fueron cuatro ejemplares los que llegaron al Puerto de Veracruz y fue tal su éxito que un príncipe alemán llamado Alfonso de Hohenlohe-Langenburg, quien fuera sobrino de un amigo de Ferdinand Porsche, el fundador de la marca germana de autos deportivos comienza a importar el auto de Alemania.

La última ocasión en que se fabricó el Beetle fue en México, específicamente en la planta que Volkswagen tiene ubicada en Puebla, en julio de 2003 tras haberse producido en toda su historia más de 21 millones de ejemplares.

De hecho, la nave de la planta de donde salió el último modelo del Beetle se le conoce como “La nave de la tristeza, por la nostalgia que despertó entre los trabajadores del complejo poblano, donde incluso cuentan, algunos trabajadores lloraron cuando la producción del mítico “Vocho” llegó a su fin.

 

Adolfo Reséndiz

Periodista por la EPCSG, Técnico Mecánico Automotriz, Especialista en Automóviles y actualmente Editor y Host para LATAMAUTOS en sus verticales de México (SemiNuevos.com) y Ecuador (Patiotuerca.com).

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.