El taxi un servicio que sigue evolucionando

Todos nos hemos subido en un taxi por lo menos una vez en la vida. Estos autos amarillos son parte de la vida de todos nosotros de una u otra manera. Como nuestro medio de transporte predilecto, como alternativa casual o simplemente como autos amarillos que completan el paisaje urbano de nuestra ciudad.

Más en Motorbit: ¿Viajas en taxi? Esta es la ciudad más cara del mundo para tomar uno

Pocos en realidad se preguntan cómo, cuándo y dónde aparece este servicio. Desde sus orígenes en carruajes del siglo XVII hasta las modalidades actuales donde tu pulgar puede pedir un taxi seguro con solamente un click, estos vehículos y sus conductores se han adaptado a los tiempo modernos y siempre buscan la vanguardia para retener a sus clientes.

El origen del primer concepto de un servicio de transporte dentro de una ciudad y sin una ruta fija es un tanto ambiguo. Unos dicen que la idea nació de un hombre llamado Franz von Taxis, quien siguió lo dejado por los correos mongoles y creó la primera línea de autos de servicio postal y transporte entre Holanda y Francia en 1504. Otros se lo atribuye a Joseph Hansom y sus coches a dos ruedas y caballo que transportaban gente desde 1834. La verdad es que la primera unidad como tal recién apareció con el invento del taxímetro en 1891, obra del ingeniero alemán Wilhelm Bruhn.

De ahí en adelante, los taxis se han adaptado al avance tecnológico de la sociedad. No hace mucho tiempo, la mayoría de carreras eran solicitadas solamente en la calle encontrando un taxi vacío. Si bien eso es exactamente lo que todos hacemos hoy en día, antes esa era la única alternativa.

taxi

Con la unión de cooperativas y gremios, el taxi por teléfono era la opción más segura y eficiente para todos. En ese contexto, aparece también el taxi ejecutivo, un vehículo más exclusivo y diferentes modalidades de pago para la comodidad de sus clientes que, casi siempre, eran hombres de negocios.

Más en Motorbit: Un ícono británico, el taxi

Taxi, las nuevas modalidades

Los tiempos cambian y la experiencia de usar un taxi evolucionó para caber en el bolsillo del cliente y poder tener este servicio de la manera más rápida y efectiva posible. En un mundo donde no necesitas salir de tu teléfono para tener todos tus servicios a la mano, el taxi no es la excepción.

Las aplicaciones móviles para solicitar taxis se han consolidado con los años como la alternativa número 1 hoy en día. Cada vez más simple y confiable, la aparición de estas alternativas digitales han significado un cambio positivo tanto para clientes como para los conductores.

En Ecuador y prácticamente toda latinoamérica, la plataforma preferida es Easy Taxi. Una aplicación fácil de usar donde el usuario se registra y simplemente solicita el taxi a su ubicación actual. Al confirmarse la carrera, tendrás a tu disposición toda la información del chofer (nombre, teléfono, placa, ubicación), un taxista registrado y afiliado a Easy Taxi.

taxi

Una nueva alternativa que ha tomado fuerza en el último año es Cabify. Un servicio de autos ejecutivos particulares con el mismo modo de uso que Easy Taxi. Puedes escoger entre el servicio “Lite”, una alternativa de auto particular para no usar taxi o “Executive”, un auto de mayor gama para negocios y viajes con estilo. La particularidad de Cabify es que no acepta pagos en efectivo, sabrás con anticipación el costo de tu carrera y este valor será descontado de la tarjeta que registres.

La nueva modalidad preferida  alrededor del mundo el Uber. Una empresa que funciona igual con autos particulares y pagos automáticos pero con muchas más alternativas de autos y servicios. Desafortunadamente Uber todavía no está disponible en Ecuador, lee aquí todo sobre este servicio y si conviene o no que entre a nuestro mercado.

 

Fuentes: Muy Historia, Easy Taxi, Cabify, Uber