El sistema de frenos ABS cumple 40 años

Si tuviéramos que hablar de un sistema que revolucionó la forma en que manejamos, a un nivel tan determinante, que tenerlo sería la diferencia entre la vida y la muerte, ese sistema sería el ABS o Sistema Antibloqueo de Ruedas.

Presentado a nivel mundial del 22 al 25 de agosto de 1978, por Mercedes-Benz y Bosch, el ABS logró que los automóviles fueran mucho más seguros al implementar un sistema de computadoras y sensores que también daban paso a una nueva era de tecnología en la industria automotriz.

Cuando esta tecnología estuvo disponible para los Mercedes-Benz Clase S, a finales de 1978, la marca lo explicaba a sus clientes con folletos que incluían la siguiente leyenda:

“El sistema de frenos antibloqueo utiliza una computadora para controlar el cambio en la velocidad de rotación de cada rueda durante el frenado. Si la velocidad disminuye demasiado rápido (como cuando se frena en una superficie resbaladiza) y la rueda corre el riesgo de bloquearse, la computadora reduce automáticamente la presión del freno. La rueda acelera nuevamente y la presión del freno aumenta de nuevo, frenando así la rueda. Este proceso se repite varias veces en cuestión de segundos”.

Tal vez sonaba complicado, pero la verdad es que esta tecnología facilita el manejo de los conductores, ya que si tenemos resuelto el problema de unos frenos bloqueados, nuestra dirección podrá actuar de manera eficiente, para desviar la trayectoria del automóvil para poder evitar un accidente.

El ABS cumple hoy 40 años salvando vidas y consolidándose como un paradigma tecnológico que definitivamente marcó un antes y un después en esta industria. ¡Felicidades!