Dodge Attitude 2018: Para los que buscan eficiencia de combustible al manejar

Attitude ago. 15, 2018

Dodge Attitude se comercializa en México como un automóvil de bajo consumo de combustible que también agrega comodidad, espacio y tecnología en su interior para sortear los embotellamientos de la ciudad.

Este es un vehículo urbano, sus líneas ligeras y bien definidas, son una consecuencia de la obsesión de los ingenieros involucrados en su desarrollo por mejorar su coeficiente aerodinámico en favor de encontrar los números más bajos en materia de consumo de gasolina.

Su diseño integra la tradicional parrilla en forma de cruz, además de un par de faros en forma de gota, una entrada de aire discreta en la parte de la defensa delantera y dos faros de niebla enmarcados por molduras de cromo.

Los costados destacan por la incorporación de rines en 15 pulgadas y espejos retrovisores pintados en color de la carrocería.

La parte trasera sigue esta misma inercia minimalista, por decirlo de alguna manera, encontramos calaveras en forma de gota, luz de stop en LED y una cajuela que se adorna por un pequeño alerón con una moldura en cromo un poco más abajo.

Respecto al interior y habitabilidad encontraremos asientos en tela, volante con funciones, tablero con materiales plásticos y equipo multimedia como pantalla de 6.2 pulgadas y 4 bocinas. El espacio para los tripulantes tanto de la parte delantera como trasera es suficiente. Un punto notable es la cantidad de lugares para guardar objetos y colgar prendas, algo muy útil si es que queremos llegar impecables a las juntas de trabajo.

Ficha técnica

Aquí es donde el nuevo Attitude demuestra una de sus mayores virtudes, equipa un motor 3 cilindros con 1.2 litros y con 76 caballos de fuerza y 74 libras pie de torque que entregan un consumo de combustible anunciado de mil kilómetros por tanque de gasolina, es decir 23 km/l llenando el tanque de 42 litros.

Esa potencia es asociada a dos posibilidades, una caja automática CVT o una manual de 5 velocidades que manda la fuerza a las ruedas delanteras. El conjunto es controlado por una dirección electroasistida que regula la dureza de giro del volante según la velocidad de marcha.

Attitude incorpora a su tren motriz suspensión delantera independiente tipo McPherson, rígida con eje de torsión en la parte trasera, así como frenos de disco y tambor.

Respecto al apartado de seguridad integra bolsas de aire para conductor y pasajero, cinturones de seguridad de tres puntos, distribución electrónica de frenado EBD, frenos con sistema antibloqueo ABS y sistema de anclaje para silla de bebé ISOFIX.

En conclusión un automóvil urbano con excelentes consumos de combustible para hacer todo eso que necesitamos en nuestro día a día sin dejar de lado la comodidad, seguridad y entretenimiento.

Descubre más aquí.

Adolfo Reséndiz

Periodista por la EPCSG, Técnico Mecánico Automotriz, Especialista en Automóviles y actualmente Editor y Host para LATAMAUTOS en sus verticales de México (SemiNuevos.com) y Ecuador (Patiotuerca.com).

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.