10 joyas del museo de Mercedes-Benz en Alemania

La casa alemana es una de las más antiguas del mundo, por lo que no nos extraña que su museo sea uno de los más interesantes y completos que existen. Un recorrido por sus 9 plantas te permite apreciar, a grandes rasgos, la evolución del mundo motor en los últimos 125 años. Acompáñanos a descubrir algunos de los modelos más curiosos.

El museo acoge 160 modelos Mercedes-Benz que muestran la amplia variedad de sectores en los que ha ido apostando la casa alemana a lo largo de su extensa vida; limusinas, autos de carreras, prototipos, sedanes, autobuses, camionetas y un largo etcétera.

Más en Motorbit: Gasolina: ¿Se puede mezclar extra con súper?

Debe ser complicado escoger algún favorito entre la extensa muestra, pero la web Digital Trends ha visitado recientemente el museo y estos son los 10 imprescindibles que nos recomiendan que no nos perdamos si algún día pasamos por Stuttgart (Alemania):

Mercedes Simplex 40 PS

MUSEO MERCEDES BENZ SIMPLEX
Solo por el hecho de ser el Mercedes-Benz más antiguo que se conserva, se merece estar entre los autos más especiales de la muestra. Este auto era impulsado por un gigantesco motor de 6.8 litros de cuatro cilindros que ofrecía tan solo 38 caballos de fuerza y que no podía superar los 80 km/h. Su apellido, ‘Simplex’ se refería a la relativa facilidad con la que podría ser manejado.

Mercedes-Benz SSK Sports

MUSEO MERCEDES BENZ SSK
Este icónico auto es uno de los modelos más raros de ver, pues solo se fabricaron 35 unidades. Fue introducido en 1928 y fue diseñado para participar en las carreras de montaña en Europa. Su nombre en alemán “super-sport-kurz” significaba algo así como “pequeño súper sport”. Su motor era un 7.1 litros de seis cilindros que generaba 221 caballos de fuerza.

Mercedes-Benz 260 D Pullman

museo mercedes benz pullman

Fue lanzado en 1936 y es el primer auto de pasajeros de producción en incluir un motor diesel. El modelo de la foto monta un motor de 2.5 litros que ofrece 33 caballos de fuerza y alcanza una velocidad máxima de 100km. En total se fabricaron unas 2.000 unidades. Fue un auto especialmente apreciado por los taxistas gracias a que era más eficiente que modelos similares con motor de gasolina.

Mercedes Renntransporter (1954)

museo mercedes renntransporter
Seguro que te llama mucho la atención este curioso auto. Pues fue fabricado en 1954 con una función muy clara: trasladar los autos de carreras desde la fábrica hasta las pistas. Para ello, esta singular grúa se impulsaba con un motor de 3.0 litros que alcanzaba una velocidad máxima de casi 170 km/h.

Sin embargo, un fatídico accidente en la edición de 1955 de las 24 horas de Le Mans en el que fallecieron 80 espectadores y un piloto provocó la salida de Mercedes de la competición, con lo que el Renntransporter fue relegado a otras tareas y finalmente enviado al desguace en el 67. Hoy podemos verlo gracias a un intenso trabajo de reconstrucción realizado en 1993.

Mercedes-Benz 300 SL coupé

museo mercedes ben 300 sl
Este precioso auto fue presentado en el Salón de Nueva York en 1954 y su versión de calle era una adaptación del exitoso W194 Grand Prix Racer. Su potente motor de 3.0 litros y 212 caballos de fuerza lo colocaban entre los autos más rápidos de los 50. Sin embargo, su altísimo precio hacía que solo estuviera al alcance de unos pocos y solo fueron fabricados unas 1,400 unidades.

C111 Concepts

museo mercedes benz concept c111
Así fueron denominados una serie de cuatro concept car desarrollados por Mercedes-Benz entre 1969 y 1979. El primero de ellos era un coupé que montaba un potente motor rotativo que entregaba unos 330 CV y era capaz de pasar de 0 a 100 en tan solo 5 segundos. El segundo también incluía un motor rotativo, no así el tercero cuyo motor era un diésel de 3.0 litros. Por último, el último prototipo C111 incluía un motor V8 capaz de entregar 500 caballos de fuerza.

Mercedes-Benz Experimental Safety Vehicle ESF 22

museo mercedes benz safety car
Este prototipo de 1973 fue diseñado para experimentar con nuevos sistemas de seguridad. El RSF 22 incluye frenos ABS y era capaz de resistir un impacto frontal a más de 60 km/h y uno lateral contra otro auto a 35 km/h. En su interior incluía cinturones de seguridad de tres puntos para todos los pasajeros y un airbag en el asiento del copiloto. Aunque nunca fue producido en serie, elementos como los ABS o el airbag en el asiento del copiloto fueron introduciéndose poco a poco en los modelos del fabricante.

Más en Motorbit: Martes de 4×4: Subaru podría lanzar un nuevo SUV todoterreno antes de lo esperado

Mercedes-Benz 280 E Rally Car

museo mercedes benz rally car
En el 77, Mercedes transformó el sedán 280E en un auto de rally capaz de recorrer varios continentes. ¿Cómo? Modificó la cabina, añadió una suspensión mejorada y un llamativo equipo de protección externa tanto en el frontal como en la trasera del auto. Aunque el motor de 2.8 litros se mantuvo casi intacto. Como resultado, el 280E Rally ganó la segunda edición del maratón de Londres a Sydney, uno de los rallys de mayor distancia que se han celebrado jamás.

Mercedes-Benz Auto 2000 Concept

museo mercedes auto 2000
En los 80 el gobierno alemán propuso a las marcas locales fabricar un auto altamente eficiente con capacidad para 5 personas y 400 kg de equipaje. Como respuesta, Mercedes-Benz presentó en el Motor Show de Frankfurt el Auto 2000 concept. Un llamativo modelo que destacaba por su trasera recubierta de un alargado cristal cubriendo la zona de equipaje.

Mercedes-Benz ML 320

museo mercedes benz jurassic
Jurassic Park marcó a toda una generación, pero no solo por sus dinosaurios, también por sus autos. En la segunda entrega, The Lost World, pudimos ver al ML 320 customizado con pintura de camuflaje, barras de protección en las ventanas y potentes focos sobre los espejos retrovisores.

Más en Motorbit: 5 mitos sobre mecánica de autos que deberías conocer

Fuente: digitaltrends