A solo tres años de llegar, como se dice cotidianamente, “al quinto piso”, el muscle car de la casa de Detroit se encuentra en mejor condición que nunca. La base de entusiastas de este modelo en todo el mundo crece día con día y podemos decir que “se cocina aparte”. Te hablamos del Dodge Challenger.

No es un secreto que cuando un auto de producción limitada tiene mucha demanda, como es el caso del Dodge Demon, algunos distribuidores aprovechan la oportunidad para venderlos por encima del precio sugerido del fabricante, provocando básicamente una subasta entre sus clientes en donde sólo el mejor postor podrá comprar uno de esos exclusivos modelos.

Dicen que la parte más difícil de crear un superhéroe no es decidir qué poderes va a tener o qué clase de persona será, sino contra quién combatirá. Muchas veces crear a un rival que esté a la altura de nuestro héroe es la tarea más difícil y rara vez encontramos una pareja de enemigos que están hechos el uno para el otro. Algo así pasa con el Chevrolet Camaro y el Ford Mustang.

La llegada del Dodge Challenger SRT Demon ha causado furor entre los fanáticos de los arrancones, un auto de más de 800 caballos de fuerza que sale de la fábrica listo para destrozar a cualquiera en el ¼ de milla. Aunque Chevrolet ha fijado su atención en algo más que la aceleración en línea recta, el preparador texano Hennessey se dio a la tarea de crear un competidor directo para el Demon, que decidió llamar Camaro ZL1 Exorcist Hennessey.