¿Cómo prevenir el robo de tu auto?

Seguridad para tu coche

Hace apenas un par de meses, una amiga me comentó que trataron de robar su automóvil. Salió a cenar con gente de su trabajo, dejó estacionado su Volkswagen Gol en la calle y cuando llegó, encontró forzada la cerradura del auto. Afortunadamente fue un intento fallido. Según cuenta, cuando el ladrón llegó a tratar de abrir el carro, la alarma del vehículo se activó y no era cualquier alarma, era precisamente esa que hace que suban y bajen los vidrios, acompañado de un sonido que no se puede pasar por alto. El ladrón, con los nervios encima, al ver el espectáculo del automóvil salió corriendo y afortunadamente no pasó a mayores; por si acaso, mi amiga tenía bien sujeto el volante con un bastón y nada de valor en el interior.

Cuando se trata de la seguridad, no se debe escatimar, y más cuando sabemos que en México se roba un promedio de 7.09 automóviles cada hora según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AIMS); lo cual significa que al día, cerca de 170 vehículos son hurtados. Por eso no está de más seguir algunos consejos que aseguren nuestro precioso, costoso y utilísimo vehículo estará seguro mientras salimos a cenar, al súper mercado o hacer cualquier diligencia.

Primero que nada, procura dejar tu automóvil siempre en un estacionamiento público o privado; a veces pagar 10, 20 o 30 pesos es mejor que arriesgarse a dejar el automóvil expuesto en la calle y exponerse a un robo seguro. Y si de plano no hay forma de ingresar a un estacionamiento, pues procura que el lugar donde te estaciones esté bien iluminado y sea muy transitado. Esto reducirá las probabilidades de robo.

Siempre que salgas de tu automóvil, no importa donde, asegúrate de activar todos los dispositivos de seguridad (más adelante hablamos de eso), como alarmas o bastones y procura no dejar ningún documento importante o artículo costo a la vista.

Hay consejos que parecen obvios pero que, posiblemente por obvios a veces se nos olvida ponerlos en práctica, como por ejemplo, asegurarte de al salir, no dejar las llaves en el encendido del vehículo o no dejar el motor en marcha mientras vas a hacer un mandado rápido; recuerda que sólo se necesitan algunos segundos para que un ladrón bien experimentado haga lo suyo.

Seguridad adicional

Como comentábamos más arriba, hay diversos mecanismos adicionales que pueden ser útiles para disminuir las probabilidades de robo de un automóvil. Por ejemplo, la tradicional traba de volante o bastón, que si bien no evitaría que sustraigan cosas de valor que tengas en tu coche, si será una segura herramienta para bloquear la conducción del vehículo.

robo de autosPor otra parte, hay tecnologías cada vez más novedosas y poco costosas como por ejemplo el GPS para automóviles, el cual funciona como un dispositivo localizador que permite que el dueño del vehículo sepa exactamente dónde se encuentra su auto en un momento determinado. Esta herramienta es increíblemente útil cuando los ladrones se llevan el auto y facilita el trabajo de las autoridades. Por cierto, hay algunos que hasta te mandan un mensaje de texto cuando el GPS detecta que el vehículo ha salido del rango previamente programado por el dueño. Una maravilla, ¿no?

También existe la posibilidad de que se pueda cortar la corriente del vehículo en caso de que el dueño detecte alguna irregularidad al monitorear su automóvil. Esto permite el bloqueo total, apagando el carro de manera instantánea, impidiendo que los hampones se salgan con la suya.

En fin, hay mil y un formas de mantener tu automóvil seguro, cada vez se desarrollan más y mejores mecanismo para lograrlo, así que lo importante es que no lo dejes al azar, sobre todo si tu automóvil es un Nissan, Tsuru, blanco en el Estado de México.

Adicionalmente, si todas las alarmas y trabas que le puedas poner a tu coche no te hacen sentir lo suficientemente confiado para salir en paz con tu vehículo puedes consultar un seguro para tu coche. En México existe una extensa variedad de compañías de seguros. Analiza y compara sus planes, precios y coberturas ( en caso de no solo robos pero accidentes). También asegúrate de consultar qué porcentaje del daño o robo te cubren.