¿Te imaginas meter un auto a la lavadora?

Todos los que tenemos un auto sabemos que para que siempre luzca impecable hay que dedicarle no nada más tiempo sino también un gran esfuerzo, tanto que más de una vez seguramente te has pregunta por qué no existen lavadoras para vehículos.


Más en Motorbit: ¿Autopartes con sabor a tequila?

La marca japonesa Nissan hace lo anterior con cada uno de los modelos que vende pero no es como seguramente te lo imaginas: que meta por ejemplo, una X-Trail junto con los trastes de la comida.

Sí, Nissan tiene una lavadora, pero no es una convencional, donde obviamente no cabe un vehículo. El Centro Técnico de Nissan Europa creó la versión de una lavadora de grandes dimensiones y que sea capaz de contener un vehículo de tamaño real.

Nissan Lavadora
Las rigurosas pruebas de calidad de Nissan son necesarias ya que no todos los mercados son iguales y se debe asegurar la satisfacción de todos los clientes.

¿PARA QUÉ ESTA LAVADORA?

Obviamente una de las razones por las que la automotriz japonesa habilitó una lavadora de esas dimensiones es para que cuando el auto llegue a los pisos de venta, enamore por su apariencia, pero esto va más allá.

Nissan usa esta lavadora con el fin de someter a sus nuevos modelos a pruebas de resistencia al agua y es que los vehículos son rociados por miles de litros desde todos los ángulos, al mismo tiempo que se examinan manualmente con la finalidad de asegurar un sellado impermeable en la estructura del auto.

Carl Sandy, es uno de los ingenieros de Nissan que ha apoyado el desarrollo de estas rigurosas pruebas y señaló este tipo de procesos son necesarios para probar los modelos de la marca tomando en cuenta que no todos los mercados son iguales.

Nissan Lavadora
Las instalaciones de Nissan en Cranfield, Reino Unido cuentan con el equipo más avanzado para recrear las condiciones climatológicas más extremas.

“Por medio de una evolución continua de los estándares de prueba, nos aseguramos de que nuestros vehículos puedan soportar los requerimientos más exigentes”, precisó el especialista.

Más en Motorbit: Los pilotos que debutaron en F1 gracias a Peter Sauber

¿CÓMO SE HACE?

Este test es conocido popularmente como la “prueba del monzón” y de acuerdo con la automotriz nipona, este proceso se repite en un buen número de ocasiones durante el desarrollo de todos los vehículos de la gama de Nissan.

El proceso comienza al verter sobre el vehículo más de 24,000 litros de agua en forma de lluvia, simulando condiciones normales.

Posteriormente se vierten más de mil litros en tan sólo 15 minutos, equivalente a un metro cúbico de lluvia.

En este proceso también se ven envueltos los técnicos de Nissan quienes impactan al vehículo con una lavadora de propulsión a chorro, la cual cuenta con la ingeniería suficiente para funcionar con presiones tan extremas como 150 bares, esto es, mucho más potente que las populares lavadoras domésticas que funcionan con una presión de 110 bares, sólo por darnos una idea.

Más en Motorbit: El nuevo BMW R 1200 GS 2016 listo para la aventura

¿CUÁNTA AGUA SE UTILIZA?

Durante toda la serie de pruebas se utilizan más de 30,000 litros de agua, lo equivalente a casi 2,000 veces la cantidad que usa un ciclo de lavadora doméstica.

Eso sí, cada gota es reutilizada nuevamente gracias a que se filtra en un tanque gigante, el cual recolecta toda el agua que se utilizará para el siguiente vehículo que entre a la cámara de pruebas.

Todo con el fin de que cuando conduzcas un Nissan tengas la plena seguridad que nunca se filtrará el agua.

CUÉNTANOS…
¿Qué opinas de este tipo de procesos?
¿Conoces alguna otra prueba similar en otras marcas?