El Daytona Beach International Speedway fue el escenario de un espectacular choque de automóviles durante la serie NASCAR Cup de Monster Energy, en la que se vieron involucrados y afectados más de diez automóviles, debido a una maniobra de rebase por parte del piloto Jimmie Johnson a Paul Merad. Lo que se pronosticaba como una carrera de preparación para el Daytona 500, evento que define el inicio de la temporada NASCAR, se convirtió en una verdadera tortura. Todo empezó por