Bullet Speedster es el primer modelo producido en el renacimiento de marca inglesa Bristol. Se trata de un roadster de estilo clásico inglés que, a pesar de su origen británico, tiene corazón alemán, un propulsor V8 de BMW que entrega 370 CV. La carrocería, de fibra de carbono, pesa 1.100 kg, motivo por el cual puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos.