Los autos más exitosos de la Fórmula 1 (Parte 4)

En los últimos 25 años, la evolución de la tecnología en la Fórmula 1 no sólo se ha adaptado a la industria y creado mejores medidas de seguridad, sino que ha provocado que los diferentes equipos establezcan épocas de dominio, como la que ahora se está viviendo.

Del paso de los motores V10 puramente mecánicos a los V6 híbridos, la introducción de medidas como el Safety Car Virtual, de las barreras de neumáticos a las Tecpro y la llegada del HANS Device, de las llantas con cuatro canales a las “lisas”, y características como los turbocargadores, que se fueron pero volvieron, así como la dependencia en la tecnología de computadoras. Ni hablar del crecimiento del calendario. Así se ha movido el Gran Circo en esta época.

Más en Motorbit: Los autos más exitosos de la Fórmula 1 (Parte 3)

Pero lo que no cambia es la competencia entre escuderías y pilotos, en la que la inteligencia y suspicacia de los diseñadores e ingenieros se ha convertido en la clave para hacer diferencia sobre el resto; quien mejor se adapte a las reglas, sabrá hacer los mejores autos de carreras del momento. Eso es lo que ha ocurrido en estos años, y es así como hacemos el repaso de la última parte de esta línea del tiempo.

WILLIAMS Y LOS CAMPEONATOS DE LOS 90

No conforme con el éxito de los años 80, Frank Williams y Patrick Head modernizaron los sistemas de composición de los monoplazas, lo que trajo en consecuencia la obtención de dos títulos de pilotos en los años 90. Aquí entró en los reflectores una de las mentes más reconocidas en memoria reciente: Adrian Newey, proveniente del proyecto March/Leyton House, fue contratado como Diseñador en Jefe.

Gracias a él y a Paddy Lowe, actual encargado tecnológico de Mercedes, surgió el FW14, utilizado por dos temporadas, 1991 y 1992, y que ganó 17 de sus 32 participaciones, incluyendo 10 de las 16 posibles en su segundo año, en el cual se consagró Nigel Mansell.

Fórmula 1
Una de las primeras obras exitosas de Adrian Newey fue el Williams FW14B, campeón en 1992 con Nigel Mansell.

La evolución B que se usó en ese año destacó por la implementación de la “suspensión activa”, es decir, que con funciones electrónicas se podía ajustar la altura del chassis para combatir las ondulaciones del pavimento. Además, la transmisión semiautomática de 6 marchas y control de tracción le permitieron dominar la mayoría de ese campeonato.

A este le siguió el FW15C, el cual mejoró todos los sistemas, aerodinámico, hidráulico y electrónico, y añadió un sistema de frenos ABS, lo que sumado con el motor Renault RS6 V10 de 3.5 l., se llevó 10 triunfos y 15 pole positions de 16 posibles en 1993, cuando Alain Prost resultó tetracampeón. Se dice que es el auto más sofisticado de la época moderna de la Fórmula 1.

El último auto Williams que ha logrado algún campeonato hasta hoy es el FW18, también producto de Head y Newey, con el que Damon Hill y Jacques Villeneuve sumaron 12 victorias, ocho de ellas a favor del británico; con prohibiciones electrónicas, el difusor trasero mejoró su aerodinámica, lo que con el nuevo propulsor RS8 de la marca francesa, con 3.0 l. de capacidad, superaron a Ferrari y Benetton.

LA ERA DEL KÁISER

Otro genio del diseño que surgió en esta época fue Ross Brawn, quien se convirtió en cabeza del área técnica de Benetton desde 1991, pero fue hasta 1994 cuando se consagró, junto con Rory Byrne y Nicholas Tombazis, como campeón con Michael Schumacher al volante del B194. Su sucesor, el B195 Renault RS7, fue el que dominó al año siguiente, al acumular 11 de 17 victorias posibles.

Fórmula 1
Ross Brawn fue bicampeón con Schumacher en Benetton, aunque el F195 fue más superior que su antecesor.

Brawn y Byrne siguieron al alemán a Ferrari para 1997 y, cuando convirtió a la Scuderia en un equipo organizado, la fórmula fue imparable con cuatro chassises que ganaron cuatro campeonatos y al menos el 50% de las competencias en las que participaron, totalizando 50 de 74 Grandes Premios entre 2000 y 2004.

Más en Motorbit: Los pilotos que debutaron en F1 gracias a Peter Sauber

Aún sosteniendo una gran lucha contra Mika Hakkinen, Schumacher y Rubens Barrichello lograron 10 victorias en el año 2000; en tanto, los modelos utilizados para 2001, el F2001, y 2002, el F2002, es que continuaron siendo utilizados para las primeras fechas de la siguiente temporada con retoques aerodinámicos, pero no dejaron de ganar carreras.

Después de un 2003 con mucha competitividad por parte de McLaren y Williams, para el año siguiente “Schumi”, logró 13 victorias sobre 18 eventos con el F2004, lo que estadísticamente es un récord que comparte con Sebastian Vettel durante una temporada de Fórmula 1, a la vez que “Rubinho” se agenció dos banderas a cuadros. Este monoplaza y su antecesor fueron una evolución del de 2002, con mayor longevidad de sus autopartes.

Fórmula 1
El Ferrari F2004 aplastó a sus competidores con Michael Schumacher ganando en 13 ocasiones.

LOS CONTEMPORÁNEOS DE LA FÓRMULA 1

La Fórmula 1 ha visto en tiempo reciente definiciones incluso después de que cae la bandera a cuadros de la última fecha de la temporada; sin embargo, cuatro de los últimos cinco campeonatos han sido de la forma contraria, es decir, con un dominio aplastante de los autos que mejor se han adaptado a las reglas y la evolución de la tecnología.

Más en Motorbit: Hungría vuelve a ser de Hamilton, nuevo líder en la F1

En 2011 y 2013, Vettel se ganó la gloria con los vehículos Red Bull RB7 y RB9, construidos por Newey; con el primero, con motor Renault RS27 V8 2.4 l., que ayudó a Fernando Alonso a ganar su bicampeonato en 2005 y 2006, obtuvo 12 victorias de 19 posibles, en tanto que con el segundo cosechó 13 de 19, incluyendo nueve de forma consecutiva, un récord que permanece hasta hoy.

La clave fue la confiabilidad en ambas máquinas: aprovechando un cambio en el reglamento técnico de los coches, el desarrollo de un difusor trasero efectivo en 2009 le permitió pasar a Red Bull de la mitad a la delantera de la parrilla, además de un correcto funcionamiento de elementos como el KERS en ambas versiones y la combinación de las suspensiones “pull rod” y “push rod”.

Fórmula 1
13 victorias, nueve de ellas consecutivas, logró Sebastian Vettel con el RB9 de Red Bull Racing.

En las últimas dos campañas, el cambio de motores a “unidades de poder” V6 de 2.4 l., el regreso de los turbocargadores y asistencia electrónica en los frenos, entre muchas otras cosas, han resultado a favor de Mercedes AMG, que a pesar de tardar cinco años en desarrollar autos exitosos, han sido los que más trabajo, confiabilidad y efectividad han realizado de la mano de Lowe, Aldo Costa (ex Ferrari) y Geoff Willis.

En cambio, Ferrari y sus motores se han quedado a un paso de llegar a los primeros planos, tal como ocurrió en la “era turbo” de los años 80, mientras Renault ha solucionado problemas de fiabilidad en tiempo reciente. Así, las temporadas 2014, 2015 y 2016 han visto a la marca alemana ganar un mínimo de 10 Grandes Premios de Fórmula 1, siendo los modelos W05 Hybrid y W06 Hybrid los que han vencido en 16 ocasiones en cada uno de los últimos dos años.

Fórmula 1
Lewis Hamilton (En Foto), Nico Rosberg y Mercedes tienen dominada la Fórmula 1 del presente.

En este apartado habrá que incluir al McLaren MP4/20, que en 2005 ganó más de la mitad de las carreras (10 de 19), pero ante varios accidentes y problemas de fiabilidad, no pudieron contener el ataque de Renault y Fernando Alonso, quien con ocho éxitos a bordo del R25 ganó su primer título mundial.

 

CUÉNTANOS…
¿Cuál es el auto más exitoso de la historia de la Fórmula 1?
¿Es justo comparar autos, pilotos y equipos de diferentes épocas?