Lanza su Ferrari a un lago porque Jesús se lo pidió

James Mucciaccio Jr es un hombre de 48 años que pasa por un extraño momento en su vida, resulta que hace unos días manejaba su Ferrari 360 Modena por las calles de Florida cuando un llamado divino tocó a su cabeza y le indicó que dejara ir su deportivo italiano por la borda de un muelle directamente a un lago…

Testigos y policías de la zona cuentan que minutos antes del incidente se había llamado a la policía para reportar un Ferrari oscuro que circulaba a gran velocidad por North Ocean Boulevard y un oficial de policía vio a Mucciaccio estacionado en el lago Inlet Dock.

El oficial informó que a Mucciaccio no se le permitió estacionar en el muelle y, después de que le pidieron que moviera el vehículo, el conductor se disculpó, puso el vehículo en marcha y procedió a conducir por el borde.

Al ser cuestionado por la policía sobre dicha acción Mucciaccio respondió: “Jesús me dijo que manejara a través de una pequeña puerta y en una ventana de 6 pies. Jesús me hizo el hombre más inteligente de la tierra y es muy difícil tener esta responsabilidad. El dinero será irrelevante en dos días, recuerda sonreír ”.

En una declaración extra, obtenida por un bombero de la zona, Mucciaccio profundizó aún más sobre la situación: “el muelle era egipcio y no creía en Jesús”…

Independientemente de la religión que uno profese, hombres como Mucciaccio, deberían tener más respeto por esculturas como el Ferrari 360 Modena, un deportivo de sepa equipado por un motor V8, 3.5 litros con 400 caballos de fuerza…

Chao Ferrari.

Fotos y video: WPTV News | West Palm Beach Florida y www.dailymail.co.uk