Power Wagon: un Dodge WC-63 1942 que “vuelve” de la guerra

||||

Este Dodge WC-63 Power Wagon de 1942 es na muestra cabal de una excelente restauración, una actividad que representa un estilo de vida para personas que buscan diferenciarse. Algunos prefieren vehículos caros y suntuosos, otros en cambio, con mucha más personalidad.

Este Dodge WC-63 Power Wagon, un vehículo militar de 1942, es un ejemplo de que con el tiempo, la mayoría de los vehículos se convierten en clásicos, por más rudimentarios que sean. Algunos podrán conservar o incrementar su valor más que otros según el estado y cuidado que sus dueños puedan dedicarle, pero básicamente todos tienen un valor, aunque sea sentimental. Durante el transcurso de la segunda guerra mundial, pocos habrán imaginado que los rudimentarios vehículos dedicados a participar en esta contienda bélica iban a convertirse en piezas de status en el futuro. Pero cuando el Jeep Willys dejó la vestimenta guerrera, y se convirtió en un vehículo civil aceptado por el público alrededor del mundo, todo cambió. Así, desde motocicletas hasta camiones se ganaron un éxito impensado, que en la actualidad parece incrementarse año a año, atrayendo simpatizantes de todo el mundo que los devuelven a la vida.

Más en Motorbit: La edición de Autoclásica 2016 ya tiene fecha confirmad

Power Wagon
Este Dodge WC-63 Power Wagon con tracción 6×6 tiene un motor turbo Diesel de 105 CV.

Dodge WC-63, un Power Wagon que resistió a la guerra

Este Dodge WC-63 Power Wagon está construido sobre un chasis original de un vehículo militar de 1942, con tracción total. Es decir que sus seis ruedas entregan potencia al piso. La cabina utilizada fue la de una más convencional pick-up de 1946, de la que también se tomó parte del diseño de la caja de carga, modificada para poder adoptar el doble eje trasero.

Más en Motorbit: David Mosquera: Restauración de Autos Clásicos para Competencia

Power Wagon
El habitáculo del espartano, pero con detalles actuales para mejorar la comodidad.

Con una mecánica criteriosa para los tiempos que corren, el Power Wagon utiliza un motor Cummins 3.9 turbo Diesel que entrega 105 caballos de fuerza, unido a una transmisión manual de cinco velocidades. La idea es que produzca alta entrega de par a sus tres ejes, con la fuerza necesaria para atravesar caminos complicados.

Más en Motorbit: Harley Davidson WLA, moto de guerra que cumple 76 años

Power Wagon
Los vehículos utilizados durante la segunda guerra tienen gran aceptación en Europa. Los precios de estos modelos clásicos van en aumento. El mercado también.

Dodge WC-63 Power Wagon, marca un estilo

Lo que no cambió fue el sistema de tracción. Si bien la caja de velocidades es de un modelo más nuevo de Dodge, el sistema de tracción es el original de 1942. Está compuesto por una caja de transferencia con salida para tres diferenciales independientes, que garantizan tracción bajo cualquier circunstancia. Las suspensiones tuvieron un trato similar: lleva los tres ejes rígidos de antaño con ballestas.

Power Wagon
Este Dodge WC-63 Power Wagon mantiene el sistema de tracción 6×6, con doble diferencial trasero.

Claro que elementos vitales como amortiguadores, neumáticos y elementos de los frenos fueron reemplazados por más modernos, que mejoran la conducción, haciéndolo más ameno a los tiempos que corren. Puertas adentro denota su antigüedad, aunque tanto asientos como instrumental son de factura moderna, para facilitar la vida a bordo.

 

La tendencia de devolverle la vida estos verdaderos íconos de robustez está ganando aceptación, y no pasa sólo con productos de origen americano. Poco a poco, los gigantes rusos, o los europeos, como el mítico Kübelwagen fabricado en Alemania, vuelven a la vida para seguir demostrando su poder.

 

CUÉNTANOS

¿Qué opinión te merecen este tipo de modelos?

¿Qué vehículo de guerra te gustaría ver restaurado?

¿Por qué? ')}