Chevrolet Corvette, una historia llena de pasión

El Chevrolet Corvette es uno de los autos deportivos americanos por excelencia, de hecho, se podría decir que junto con el Viper, es el único deportivo de producción en masa proveniente de Estados Unidos que se puede enfrentar contra lo mejor que el resto del mundo puede ofrecer.


Más en Motorbit: BMW Serie 7 Edición 40 Jahre, un gran motivo para festejar

Cuando Chevrolet creó el Corvette no pensó en un Muscle Car, pensó en un deportivo de altas prestaciones que fuera capaz de hacer muy buenos tiempos en cualquier circuito, y con el paso de los años la fórmula ha mejorado considerablemente para entregarnos un verdadero súperdeportivo en la forma del ZR1 de la sexta generación o el Z06 de la generación actual.

Pero la historia del Corvette es larga y no todo han sido aciertos. Con 65 años a sus espaldas, le damos una revisada a cada generación para ver cómo el auto deportivo más exitoso de Estados Unidos ha evolucionado a través de su vida.

Primera generación C1 1953 a 1962

La primera generación del Corvette se presentó durante el Autoshow de Nueva York de 1953, generando suficiente interés en el público para que General Motors decidiera producirlo. La producción original comenzó el 30 de junio de 1953 y se crearon 300 unidades hechas a mano en color blanco Polo. Esta generación es la única que utiliza una suspensión trasera rígida ya que la suspensión independiente llegó hasta la segunda generación.

Chevrolet Corvette primera generacion
El Chevrolet Corvette original estaba disponible únicamente con carrocería convertible y sufrió varios rediseños a lo largo de su primera generación, cambiando por completo el frente y la parte trasera para cuando se despidió en 1962.

El motor original era un seis cilindros en línea de 150 caballos de fuerza acoplado a una transmisión automática de 2 velocidades ya que en ese momento Chevrolet no tenía ninguna caja manual que pudiera soportar la potencia del motor.

Segunda generación C2 1963-1967

La segunda generación del Corvette marcó uno de los cambios más importantes en cuanto al diseño del modelo, marcando la pauta de cómo debería verse un Corvette en los años por seguir. Esta generación vio la llegada del primer Stingray y también fue la primera con suspensión independiente en el eje trasero.

Chevrolet Corvette segunda generación
La opción de motores siguió aumentando y para su último año ofrecía el L88 que oficialmente tenía 430 caballos de fuerza, pero se cree que en realidad tenía más de 560 caballos y sólo 20 autos salieron de la fábrica con ese motor.

Esta generación también marcó la primera vez que se ofreció el Corvette con carrocería coupé con un medallón dividido, aunque esto sólo sucedió en el modelo de 1963. Contaba con un motor V8 de 360 caballos de fuerza que aumentó a 375 caballos para 1964 y también fue el primer Corvette con faros escondidos.

Tercera generación C3 1968 a 1982

La tercera generación del Chevrolet Corvette vio los primeros coupés con techo targa. Introdujo versiones que veríamos en otras generaciones como el LT1, ZR-1 y Z07. En 1978 se celebró el 25 aniversario del modelo con una edición especial y fue la primera vez que utilizó como pace car de las 500 millas de Indianápolis.

Chevrolet Corvette tercera generación
En 1972 General Motors cambió la forma en la que media la potencia del motor, resultando en cifras más bajas, pero más realistas. La potencia era la misma pero los números eran otros, con el motor base ahora declarando 200 caballos de fuerza y el LT1 270 caballos.

Los motores y la mayoría de los componentes mecánicos provenían del C2, pero la carrocería y el interior eran nuevos. El motor base ahora era el 5.7 litros de 300 caballos de fuerza. En 1969 se ofreció un motor nuevo con el ZL-1 con 430 caballos de fuerza, pero también se estima que producía más de 560 caballos.

Más en Motorbit: ABC en el cuidado de los neumáticos

Cuarta generación C4 1984 a 1996

La cuarta generación del Corvette fue el primer rediseño total desde 1963. Debió haber llegado en 1983 pero debido a problemas de control de calidad se tuvo que atrasar su lanzamiento hasta 1984.

Chevrolet Corvette cuarta generación
En 1987 so ofrecía la opción del motor B2K turbo. El Callaway Corvette era una versión de fábrica y coexistió con el ZR-1 en 1990 y 1991. Las primeras versiones del Bk2 tenían 345 caballos de fuerza y llegó hasta los 450 caballos para su último año. En 1992 el motor LT1 de 300 caballos de fuerza se presentó con un aumento de 50 caballos sobre el L98 anterior.

El nuevo modelo utilizaba calipers de aluminio y una nueva suspensión también de aluminio para reducir el peso. El techo tipo targa no tenía refuerzo central, haciendo que el techo fuera removible por completo y se utilizó un nuevo tablero digital con relojes de cristal líquido para el velocímetro y tacómetro. En 1985 el motor V8 de inyección con 230 caballos de fuerza se convirtió en el motor base.

El Corvette Grand Sport regresó en 1996 para celebrar el final de producción del C4 rindiendo tributo al GS original de 1963. Se produjeron 1,000 unidades y contaba con el motor V8 LT4 de 330 caballos de fuerza. Sólo estaba disponible en color azul con una franja blanca por el centro y rines negros.

Quinta generación C5 1997 a 2004

El comienzo de la quinta generación del Chevrolet Corvette fue exactamente igual que en el C4, debió de haber estado listo un año antes, pero problemas con el control de calidad obligaron a GM a retrasar su llegada un año. El C5 era un diseño completamente diferente que contaba con muchos avances tecnológicos que se seguirían utilizando hasta la actualidad. Contaba con una velocidad máxima de 283 km/h y es considerado como un parteaguas que mejoró de manera importante el comportamiento dinámico del coche.

Chevrolet Corvette quinta generación
Esta generación fue la primera en contar con una dirección de asistencia eléctrica y también estrenó el motor V8 LS1 que serviría de plataforma para todos los motores utilizados en el Corvette hasta la fecha. Cuando se estrenó contaba con 345 caballos de fuerza, pero aumentó a 350 caballos en 2001.

El C5 contaba con un chasis completamente nuevo, lo que significa que también utilizaba una nueva geometría en la suspensión. La transmisión estaba montada en la parte trasera del auto para lograr una distribución de peso casi perfecta con 51% adelante y 49% atrás. Chevrolet buscó simplificar el C5 al construirlo con cerca de 1000 partes menos que el C4, haciéndolo un auto más confiable.

Más en Motorbit: Chevrolet Corvette 2018 añade sugerentes cambios

Sexta generación C6 2005 a 2013

Para la sexta generación, Chevrolet se enfocó más es mejorar al C5 que en crear algo completamente nuevo, aunque esto no evitó que la marca promocionara al auto como si fuera un cambio radical. A pesar de ser básicamente una evolución del C5, el nuevo Corvette contaba con una carrocería completamente nueva en la que se redujeron las dimensiones exteriores y se eliminaron los faros escondidos.

Chevrolet Corvette sexta generación
En 2006 regresó la versión Z06 con un motor de 7.0 litros con 505 caballos de fuerza. Contaba con un chasis completamente de aluminio que le permitió reducir su peso y tenía una velocidad máxima de 319 km/h. Para 2008 toda la gama recibió una ligera puesta al día con un motor que aumentó a 6.2 litros y 430 caballos de fuerza y se modificaron las dos cajas de velocidades para ofrecer cambios más rápidos.

El cambio principal del C6 con respecto a su predecesor lo podemos encontrar en el interior. Para esta generación, Chevrolet puso esencial atención en la calidad y el diseño de la cabina. Incluso se aumentó el espacio interior para que pudiera acomodar mejor a sus dos ocupantes.

El Corvette ZR-1 se presentó en diciembre de 2007 y utilizaba un motor de 6.2 litros súpercargado con 638 caballos de fuerza, convirtiéndose en el motor más potente que General Motors había puesto en un auto de producción. El ZR-1 era la versión más extrema que jamás se había hecho del Corvette, buscando rivalizar a los mejores súperdeportivos del mundo.

Séptima generación C7 2014-actualidad

La generación actual del Corvette estuvo en desarrollo desde 2007 ya que originalmente debía haber llegado en 2011. Se consideraron configuraciones con motor delantero y central, pero al final prevaleció el primero para mantener los costos de producción lo más bajo posible.

Chevrolet Corvette séptima generación
Las transmisiones también son nuevas, constando de una manual de 7 cambios o una automática de 8 relaciones. La estructura ahora incluye un panel de techo removible y cofre de fibra de carbono.

El nuevo Corvette utiliza un motor V8 de 6.2 litros con 455 caballos de fuerza o 460 con el escape deportivo opcional. El nuevo motor utiliza inyección directa, apertura de válvulas variable y un sistema de manejo de combustible activo.

General Motors ya está trabajando en la octava generación del Corvette y todo parece indicar que esta vez sí contará con el motor en posición central. No sabemos si todas las versiones serán así o sólo las de mayor desempeño, pero con 65 años de experiencia a sus espaldas, el Corvette parece tener muchos años más por delante.

CUÉNTANOS…
¿Cuál es tu generación favorita del Corvette?
¿Crees que sea el modelo norteamericano más famoso de la historia?
')}