Cadillac CTS-V, adrenalina al estilo americano

El nuevo Cadillac CTS-V representa la evolución de la tercera generación de la versión deportiva del sedán americano de lujo, y esta vez Cadillac no ha escatimado en nada para crear uno de los sedanes deportivos más impresionantes producidos en el territorio norteamericano.


Más en Motorbit: Ahora podrás agendar cita para la verificación vehicular

Desde su llegada al mercado, el Cadillac CTS-V marcó la tendencia deportiva a los sedanes norteamericanos. Este fue el primer modelo en mostrar una transformación radical que convirtió a la marca en la favorita de los abuelitos, en un verdadero contendiente de autos deportivos de lujo. Las mejoras en la tercera generación superan por mucho a las dos anteriores.

Estructura

Lo primero que se nota del nuevo CTS-V es su gran tamaño. Para esta generación Cadillac decidió dejar de andarse por las ramas y le dio el tamaño necesario para ubicarse como el buque insignia de la marca. Al momento de presentar la primera generación del CTS todavía existía en DTS, que era básicamente el Neville.

Cadillac CTS-V
De aspecto imponente y con un toque sumamente deportivo, este Cadillac llegó para romper esquemas.

El nuevo CTS-V utiliza la nueva plataforma Alpha de General Motors que estreno el ATS y que también comparte con el Camaro. El nuevo chasis se perfeccionó en el Nürburgring, Alemania y se nota la intención deportiva con la cual fue creado.

Más en Motorbit: Porsche 911 GT2 prepara su regreso

Desempeño

La combinación del nuevo chasis, con la suspensión magnética, hace que el auto se sienta mucho más ligero y sea fácil de controlar, algo sumamente importante cuando se tiene un auto de casi 1,900 kilos de peso y de 640 hp.

Cadillac CTS-V, su motor

El motor proviene directamente del Corvette Z06, aunque ligeramente reducido de volumen. En el CTS-V, el V8 súper cargado de 6.2 lts cuenta con 640 hp y 630 lb-ft de torque.

La potencia se transmite a las ruedas traseras por medio de una caja automática de 8 velocidades, lamentablemente en esta ocasión no existe una hay opción para caja manual.

Cadillac CTS-V
Los detalles de deportividad saltan a la vista de inmediato en el Cadillac CTS-V.

Al igual que en el CTS-V anterior, el sonido del motor es mucho menor al que se obtiene en el Corvette, aunque sea exactamente la misma fuente de poder.

La diferencia ahora es, como en muchos otros autos del segmento, la computadora que intenta recrear el sonido del motor dentro de la cabina a través de bocinas, pero la verdad no es lo mismo.

Al cambiarse al modo sport, todo el vehículo se endurece, la dirección es algo más pesada y los amortiguadores provocan que el auto tome las curvas más plano, sin olvidar que la respuesta del acelerador mejora.

Si exageramos con el acelerador, la parte trasera pierde la línea, pero lo hace de forma fluida y predecible.

Más en Motorbit: Volkswagen Polo nueva generación debutará en Frankfurt

Interiores

En el interior encontramos un enfoque deportivo con vestiduras de piel de dos tonos, pero sin perder ese carácter lujoso que siempre nos entrega la marca. El tablero cuenta con relojes digitales fáciles de leer y la ergonomía sigue estando presente; sin embargo, el sistema de navegación no es tan fácil de activar y sigue siendo uno de los puntos más débiles de Cadillac.

Todos los puntos a mejorar que encontramos en el Cadillac CTS-V, son menores. Lo importante en este automóvil es la capacidad que tiene para convertirse en un verdadero misil, con sólo pisar el acelerador sin tener que sacrificar un buen manejo y la comodidad para lograrlo.

Cadillac CTS-V
Los interiores son uno de los puntos fuertes de este Cadillac.

Este Cadillac CTS-V se considera el mejor que ha fabricado la marca hasta la fecha, si la marca sigue por este camino solamente podremos esperar a futuro, mejores modelos.

CUÉNTANOS…
¿Te parece adecuado que Cadillac haga versiones deportivas?
¿Cuál es tu Cadillac favorito?
')}