5 preocupaciones de los padres al prestar el auto a sus hijos

Es inevitable que un padre de familia se preocupe por las cosas que hacen o pueden hacer sus hijos. Cuanto en esta ecuación involucramos automóviles, el panorama cambia bastante y es entendible, manejar implica riesgo y libertad a la vez; Dos cosas que un padre de familia tradicional, no quiere que sus hijos combinen.

Más en Motorbit: 3 servicios complementarios para la seguridad de tu auto

Antes pensábamos que este era un problema sin solución. En otras palabras, nunca nadie creyó que se podría monitorear de manera tan fácil las acciones de tus hijos al volante como hoy en día. Antes de saltarnos a la solución antes de exponer el problema, repasemos las 5 cosas que preocupan a los padres cuando prestan el auto a sus hijos

Llevar el auto a lugares sin permiso

prestar el auto
Llevar el vehículo a lugares sin permiso.

Cuando hablamos de la seguridad de nuestros hijos, ya no se trata de tener permiso o no para llevar el auto a ciertos lugares, se trata del riesgo que ellos pueden correr si van a lugares desconocidos.

Es muy común que los jóvenes sientan arrebatos de rebeldía y lleven los carros de sus padres a lugares que ellos no estarían muy contentos si se enteraran. Si bien en la mayoría de casos no sucede nada malo, o mejor dicho, nunca te enteraste de lo que sucedió, siempre tenemos la esperanza de que nuestros hijos tomen conciencia por sí solos y no hagan nada que sientan que es incorrecto.

No respetar las normas de tránsito

prestar el auto
El riesgo de no cumplir con las normas de transito.

Además del riesgo que implica saltarse un pare, exceder los límites de velocidad o cualquier infracción cometida, en la mayoría de casos quien paga las consecuencias, en dinero de multa y sanción de la misma, son los propios padres de familia.

La responsabilidad y madurez de tus hijos es puesta a prueba cuando salen con tu auto. Para que nada de esto suceda, ten una pequeña charla con ellos. Las leyes están hechas para respetarlas y manejar un auto en la ciudad implica riesgos y responsabilidad que ellos deben estar listos para asumirla.

Más en Motorbit: Medidas de seguridad para el primer auto de tu hijo

Manejar después de ingerir alcohol

prestar el auto
Manejar e ingerir el acohol no van de la mano.

Si bien esto es un mal de la sociedad, que tus hijos aprendan la lección sin tener que pasar las consecuencias debería ser tu objetivo principal. En es uno de los problemas que no existe manera de controlarlo ya que depende 100% de la responsabilidad y criterio del conductor. Tus hijos irán a muchas fiestas en el carro, si tienen intención de beber alcohol, busca alternativas con ellos para que no ponga en riesgo su vida y la del resto de personas.

Parqueo seguro

prestar el auto
Uno de los mayores contras de la ciudad de Quito es lo difícil de encontrar estacionamiento

Salir en auto tiene pros y contras. En una ciudad como esta, uno de los mayores contras es el parqueo. No solamente por falta del mismo, pero también por la seguridad de dónde dejamos nuestro auto. Ningún padre quiere poner en riesgo a su hijo ni a su auto por dejarlo parqueado en un lugar inseguro. Afortunadamente, este es un problema que cada vez tiene más soluciones y alternativas.

Consumo de gasolina

prestar el auto
Consumo de combustible

Dejando los riesgos reales a un lado, es muy molestoso para todo padre entregar un tanque lleno y que lo devuelvan un ¼ sobrante. ¿Acaso se fue de paseo por toda la ciudad para gastar tanta gasolina?

Todos estos problemas tienen una solución fácil con un sistema de rastreo satelital adecuado. La nueva era de la seguridad y control ya está aquí, encuentra el sistema de seguridad que más se ajuste a tus necesidades y presta tranquilo tu auto que tus hijos nunca estarán más seguros

Más en Motorbit: 3 claves de seguridad vial que debe conocer un buen conductor

Cuéntanos

¿Prestas el vehículo a tus hijos?

¿Cómo supervisas a tu hijo al prestar el auto?

')}

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*