Audi tendrá nueva nomenclatura para sus modelos

Uniéndose a una extraña tendencia por estandarizar de alguna forma la gama de marcas premium, especialmente aquellas que usan nomenclaturas alfanuméricas, Audi añadirá dos dígitos a los nombres de sus autos como indicativo de la potencia que son capaces de desarrollar. Veamos otras marcas que han recorrido el mismo camino.

Más en Motorbit: Pick-Ups medianas, cumplen necesidades y gustos

ESTABLECIENDO MERCADO

Dar un hitazo en un nicho de mercado es relativamente fácil, la novedad siempre es un buen argumento de ventas. Sin embargo, mantenerse y hacerse de un nombre que sea garantía es algo más complicado, aún para las marcas más establecidas, como pueden hacer constar las alemanas de lujo con fracasos como el Audi A2 o el Mercedes-Benz Clase R.

BMW y Mercedes también han establecido una escala numérica sin relación directa con la potencia o la cilindrada.

BMW, ESTRATIFICACIÓN DESCONCERTANTE

Por eso, cambios de nombres bien establecidos a veces resultan desconcertantes ¿No extrañan al BMW Serie 3 Coupé, o al Mercedes-Benz CLK? Sin embargo, los expertos en el mercado automotriz a veces parecen ir en contra del común de la gente. Hace unos años, el nombre “530i” en BMW indicaba que estábamos ante un sedán Serie 5 con un motor 3.0 litros en línea. Sin embargo, cuando este motor ganó inducción forzada, pese a conservar su cubicaje, el modelo pasó a llamarse “535i” y en su más reciente actualización, que ganó algunos caballos extra, pero ningún centímetro cúbico, quedó como “540i”.

Aunque conserva el “63” como distintivo, el nuevo Clase E AMG tiene un motor completamente nuevo.

Más en Motorbit: BMW M4 CS, el GTS de un hombre (nada) pobre

43 Y 63 PARA LOS MERCEDES

En Mercedes-Benz el cambio no fue menos complicado. Otrora, el E55 AMG llevaba un motor 5.5 litros, pero de nuevo, cuando ganó asistencia vía soplador, con la misma cilindrada, el modelo pasó a llamarse Mercedes-Benz E63 AMG. Ahora, el 5.5 litros se ha ido y en su lugar hay un nuevo motor V8 biturbo de 4.0 litros con más de 600 HP, aunque ahora se llama Mercedes-AMG E 63 S. No, los números ya no tienen relación ni con la potencia ni con la cilindrada, sólo indican una progresión.

La piedra angular de la nomenclatura de Infiniti es la “Q” que definió a su modelo estrella.

INFINITI Q

Quizá el ejemplo menos extremo, al tener una gama más contenida, fue el de Infiniti. Con nombres como G37, M56, QX56, EX35 o FX45, las letras distinguían al modelo, mientras que el número hace referencia a los centímetros cúbicos del motor. Sin embargo, aún antes de pasarse al Downsizing, en Infiniti terminaron por cambiar todo, reservando para sus autos la letra “Q”, otrora exclusiva de su sedán insignia, mientras que QX, que distinguía a la SUV más grande, pasó a todas las camionetas y crossovers. Los dígitos 30 son para autos compactos, 50 para medianos, 70 para grandes y 80 para full-size.

Por si no fuera suficientemente complicado, Audi establece sus rangos de potencia en kW, una unidad de energía desacostumbrada en el mundo automotriz, aunque servirá para darle énfasis a sus futuros autos eléctricos.

AUDI TENDRÁ NUEVA NOMENCLATURA PARA SUS MODELOS

Ahora toca turno a Audi, que si bien conservará intacta su nomenclatura básica, con la letra “A” para sus autos y la “Q” para sus camionetas, así como los números 1 y 2 para subcompactos, 3 para compactos, 4 y 5 para medianos, 6 y 7 para autos grandes y 8 para superdeportivos y vehículos de representación, así como las siglas S y RS para variantes de alto rendimiento (aunque estos se salvan de la nueva escala), ahora cada uno añadirá dos dígitos más, como un indicativo de la potencia.

La nueva nomenclatura de Audi se estrena con el A8, que recibirá denominaciones como 50 TDI o 55 TFSI. La culpa directa recae en los futuros autos eléctricos, para los que las denominaciones por cilindrada son simplemente obsoletas

Más en Motorbit: Spyker C8 Preliator Spyder, corazón sueco

NÚMEROS, NÚMEROS

Por ejemplo, ahora el número “30” distingue a los autos con potencia comprendida entre los 81 y 96 kW (109 a 128 caballos de fuerza). El “45” referirá a salidas de entre 169 y 195 kW (226 y 248 CV), el “55” indica una potencia de entre 245 a 275 ​​ kW (328 a 368 CV) y el “70“, más de 400 kW (536 CV). La escala es la siguiente:

 

30: 81-96 kW (109-128 HP)

35: 110-120 kW (147-160 HP)

40: 125-150 kW (167-201 HP)

45: 169-185 kW (226-248 HP)

50: 210-230 kW (281-308 HP)

55: 245-275 kW ​​(328-368 HP)

60: 320-340 kW (429-455 HP)

70: 400 kW o + (536 HP o más)

 

Cuéntanos…

¿Te parecen necesarios este tipo de cambios?

¿Extrañas algún modelo que haya desaparecido por cambios de nomenclatura?