500km de Olavarría: Rossi y Guerrieri hacen historia en el TC

Luego de tres horas de una carrera llena de cambios y sorpresas, Matías Rossi y Esteban Guerrieri ganaron la carrera de TC que marcó el regreso a competencias de alta exigencia y larga duración: los 500km de Olavarría.


Intensa, cambiante, sorpresiva, dramática, emocionante. Podrían nombrarse más adjetivos calificativos que describan el clima que se vivió en la quinta fecha del Turismo Carretera, con la realización de los 500km de Olavarría, pero con estos alcanza y cada uno merece su explicación.

Intensa fue la lucha que mantuvieron en la primera cuarta parte de la carrera Omar Martínez, Matías Rossi, Guillermo Ortelli y Josito Di Palma. Primero con el campeón manteniéndose en la punta seguido por Rossi, después con el ataque del Chevrolet sobre el Ford hasta superarlo, aunque por poco tiempo, porque nuevamente en una relargada, el mayor torque del motor de Martínez pudo doblegar a Rossi y dejarlo segundo. Mientras ellos se cambiaban la punta, Di Palma se iba sobre Ortelli y ya eran cuatro juntos. Entonces Rossi decidió no seguir a ese ritmo excesivamente optimista, y administrar motor, caja, gomas y frenos, dejándose superar por segundo y tercero, e incluso después también por el Chevrolet de Agustín Canapino que conducía Federico Alonso, de carrera silenciosa pero muy inteligente en el comienzo. Di Palma pasó a Ortelli y pasó a Martínez, usando el Torino más de lo esperado en su performance y por eso tomó la punta.

500km de Olavarría
Omar Martínez largó en pole position debido a que la grilla se armó por ranking. Lideró la primera parte de los 500km.

Foto: Marcelo Ranea.

Más en Motorbit: Tres Peugeot 2008 DKR correrán en el Silk Way Rally

Cambiante porque entre el primer Pace Car y el segundo, los autos de Rossi y Canapino entraron a boxes por primera vez para cargar combustible y cambiar de piloto. En el caso de Rossi era para dejar la conducción a Esteban Guerrieri. En el caso de Canapino, era para tomar el mando, que estaba en manos de su invitado. Volvieron a la pista con Canapino delante de Guerrieri, y un par de vueltas después, ante la rotura de motor de Sergio Alaux, volvió a pista el Pace Car, enterrando completamente el plan de Omar Martínez y Guillermo Ortelli, que lideraban la fila y no habían parado todavía. Como la parada en boxes no estaba permitida con carrera neutralizada, recién podrían entrar cuando se reiniciara con bandera verde, y entonces serían superados por todos aquellos que sí habían parado y que se acercaban a ellos ante las vueltas con Pace Car.

500km de Olavarría
Rossi cambia su lugar con Guerrieri, en una parada estratégica que se adelantó al Pace Car.

Foto: Marcelo Ranea.

Más en Motorbit: Aeroscreen, el nuevo sistema de protección de Red Bull

Sorpresiva para Omar Martínez, porque después de quedar fuera de fase con esa parada en boxes, empezó a padecer problemas de frenos que lo llevaron fuera de pista primero, a boxes después, y nuevamente a boxes para abandonar, luego de haber intentado reparar y seguir en carrera. El cuestionado Campeón, que corrió bajo apelación a la suspensión de cuatro carreras por anomalías técnicas que le impuso la ACTC, apenas se llevó seis puntos de los 80 que iba a buscar, y faltará a las próximas cuatro competencias, regresando en Rafaela dentro de tres meses y medio.

Dramática para casos como el de Guillermo Ortelli, que ante esa imposibilidad de ir a boxes por combustible en las vueltas que debía hacerlo sí o sí, se quedó al momento de largar otra vez, y debió ser llevado a remolque para poder seguir en carrera, perdiendo todas sus chances.

500km de Olavarría
Ortelli llega a boxes a remolque. Su auto se quedó sin combustible en el segundo Pace Car.

Foto: Marcelo Ranea.

Dramática para otros pilotos también por esa razón, como Juan Martín Trucco, que tuvo un problema en el tanque por el que no salía el aire al rellenar el tanque, entonces no entraba tanto combustible como necesitaban, y terminó parando cuando era segundo. También dramática para Emiliano Spataro, que sufrió un problema eléctrico insólito y debió parar a reparar cuando estaba escoltando a Rossi. Dramática para Agustín Canapino, que era líder después de esa primera parada muy bien planificada, pero se quedó con el motor roto en plena recta principal.

500km de Olavarría
Luego de quedar como líder por adelantar su parada, Agustín Canapino debió abandonar con el motor roto.

Foto: Prensa Canapino.

Emocionante, porque si algo faltaba para que el final sea recordado por mucho tiempo, un nuevo Pace Car debió entrar a poco del final, y relargó los 500km a una vuelta de las 123 estipuladas, pero con el agregado de la llovizna que comenzó a caer sobre la pista, y que encontraba a todos con los autos gastados, y especialmente con los neumáticos en condiciones críticas.

500km de Olavarría
El abrazo entre Matías Rossi y Esteban Guerrieri, ganadores de los 500km de Olavarría.

Foto: Marcelo Ranea.

Y emocionante porque la victoria de Matías Rossi y Esteban Guerrieri, es un premio para dos grandísimos pilotos argentinos, que además son amigos personales desde chicos, cuando corrían en karts, y que son hoy compañeros en Toyota en STC2000. Y porque ambos festejaron delante de todos como dos chicos a los que no les importa nada, arrodillados en el piso, abrazados, cantando y gritando de felicidad.

Más en Motorbit: ¿El Turismo Nacional debe elegir un camino?

500km de Olavarría
Marcos Di Palma regresó al TC como invitado, y arrastró multitudes otra vez.

Foto: ACTC.

Quedó la puerta abierta para seguir el camino. No sólo es posible, es positivo para devolverle a las carreras de Turismo Carretera, esa mística que las hacía únicas por su trascendencia y su dificultad. También permitió que dos íconos de Chevrolet y Ford, regresaran a un habitáculo de un TC: Marcos Di Palma y Ernesto “Tito” Bessone. Ambos fueron aclamados por los fanáticos, que esperaron muchos años para volver a compartir un fin de semana con sus ídolos.

Primera prueba superada, con muchos detalles para mejorar y pulir para que en 2017 pueda ser más exitosa y acaso extensiva a todo el campeonato, con mayor o menor kilometraje en distintas fechas. En principio, al público parece haberle gustado la propeusta. En diversas encuestas, cerca del 75% prefiere este tipo de carreras, de larga duración, y un 25% vota por seguir con la tradición de Series y Final. Un buen camino se ha empezado a recorrer..