Juan Manuel Fangio, el mejor piloto

Muchos los consideran el más grande de todos los tiempos. Te presentamos a Juan Manuel Fangio. 

Más en Motorbit: La Fórmula E en las tierras de Juan Manuel Fangio

Su palmarés es admirable. Entre 1950 – 1957, obtuvo cinco campeonatos de F1 y dos subcampeonatos. Participó en 51 Grand Prix, arrancó desde la primera fila en 48 ocasiones arrancó y ocupó la pole en 29 carreras. Subió al podio 35 veces y en 24 de ellas lo hizo como el primer lugar. Definitivamente Fangio no era piloto cualquiera, pero ¿qué lo hace diferente a los demás?

Fangio
Fangio logró 5 campeonatos en 7 temporadas.

Sus orígenes

Fangio no provenía de una familia acaudalada, tal y como suele suceder con los pilotos de la F1. Nació en 1911 en Blacarce, Argentina, en el seno de una humilde familia de inmigrantes italianos compuesta por sus padres y sus cinco hermanos. A los once años la necesidad de trabajar lo llevó a buscar empleo en un taller mecánico.

Inmerso en el mundo de los motores, desarrolló una pasión por los autos y la velocidad. Al poco tiempo, comenzó a participar en carreras locales. Fangio no contaba con un mecenas. Los autos en los que corría, eran fabricados o armados por el mismo en el taller donde trabajaba. Sin embargo, su éxito fue tal en Argentina y Sudamérica que en 1947 recibió un apoyo del Gobierno para comenzar a competir en Europa.

Su experiencia

En 1950 se creó la Fórmula Uno y Fangio fue invitado a participar. Para ese entonces, ya era un piloto relativamente viejo. Estaba por cumplir 39 años. Sin embargo, ese no fue un impedimento. No era un piloto viejo, sino experimentado. Su conocimiento mecánico y su carrera compitiendo en Sudamérica con autos más rudimentarios y en pistas menos glamorosas que las de la F1, hacían de Fangio un piloto hábil y veloz.

Sus compañeros y adversarios, notoriamente más jóvenes, solían referirse a él como old man. En 1951 logra su primer título. Tenía 40 años de edad. En contraste, pilotos como Alain Prost o Michael Schumacher ganaron su primer título a los 30 y 25 años respectivamente.

Fangio
Fangio en su Alfa Romeo 159M (1951) y su Mercedes W196 (1954).

Su habilidad

Como te contamos en nuestro artículo ¿Quién es el mejor piloto de la historia?, un estudio de la Universidad de Sheffield determinó que Juan Manuel Fangio es el mejor piloto de la historia. Esta investigación analizó a todos los pilotos desde 1950 hasta la actualidad tomando en cuenta variables como el motor de su auto, la escudería, neumáticos, estrategia, etc.

Se determinó que Fangio era el mejor de todos, debido a que corrió en una época donde los autos y las escuderías tenían estándares de ingeniería y calidad similares, no tan disparejos como los actuales. Además ganó sus títulos con cuatro escuderías distintas. Por lo tanto, se considera que la habilidad de Fangio fue más determinante que su auto o la escudería que lo respaldaba.

Su personalidad

Fangio era un piloto de apariencia peculiar. Menos atlético que el resto, de baja estatura, calvo y robusto. Sin embargo, tenía un carisma que atraía las simpatías del público. Rápidamente se convirtió en toda una figura mundial al grado de que en 1958 miembros del movimiento revolucionario cubano lo raptaron para atraer la atención internacional hacia su causa. Al poco tiempo fue liberado sin daño alguno.

De acuerdo con Stirling Moss, rival y coequipero en algún momento, tener a Fangio como piloto era garantía de victoria. Moss también comenta que el argentino no sólo era el más veloz y talentoso, sino también un creyente del trabajo en equipo y un caballero en toda la extensión de la palabra, incluso generoso y humilde. Fangio era un piloto respetado por todos. A veces demasiado respetado.

Fangio
Sir Stirling Moss.

Su épica

En una carrera en el Gran Premio de Italia en 1956, su compañero de equipo en Ferrari, Peter Collins, renunció a ganar la carrera cuando se dio cuenta de que Fangio había abandonado por problemas mecánicos. Collins vio a Fangio fuera de la pista y decidió cederle su auto en los boxes – entonces esto era válido – con lo que Fangio pudo terminar y con ello asegurar un título más.

El argentino fue protagonista de carreras increíbles. En 1957, fue la figura central de la que muchos consideran la carrera más asombrosa de todos los tiempos.

Fue en el circuito de Nurburing, el infierno verde, considerada la más peligrosa. Fangio entró a pits y salió con más de un minuto de desventaja con los pilotos de Ferrari Mike Hawthorn y Peter Collins. A toda prisa a bordo de su Maserati, recorrió la pista volando, desesperado por alcanzar a los Ferrari. Fangio no sólo logró alcanzar a los Ferrari, sino que uno a uno los pasó, tomó la primera posición, ganó la carrera y de paso aseguró el título de esa campaña.  Así coronó su quinto y último campeonato.

Fangio
Fangio en su Ferrari (1956) y un Maserati 250F (1957)

Juan Manuel Fangio murió en 1995, a los 84 años de edad, en su natal Argentina. Quizá el debate sobre si es el mejor o no jamás termine, pero lo que nadie podrá dudar es que cuando se habla de Fangio se habla de un piloto distinto, quizá el único piloto al que la Fórmula 1 le debe más de lo que él le debe a la Fórmula 1.

Más en Motorbit: F1: diez pilotos latinoamericanos que destacan en la categoría

Fuente:www.formula1.com

¿Conocías a Fangio?

¿Qué opinas de él?