Desmintiendo los mitos de comprar un auto usado

|||

Al momento de comprar o cambiar de auto, existe una pregunta trascendental: ¿nuevo o usado? Existen muchos que inmediatamente responden nuevo mencionando que un auto usado no es buena opción. Nosotros no estamos de acuerdo y aquí te presentamos algunos mitos sobre los autos usados.

Más en Motorbit: Consejos de mantenimiento para tu vehículo

Mito: Lo barato sale caro

Definitivamente el precio suele ser una motivación para comprar un auto de segunda mano. Sin embargo, muchos argumentan que siempre será mejor invertir más en un auto nuevo porque los autos usados son viejos y seguramente tienen muchos desperfectos. Hace algunos años quizá, hoy ya no es verdad.

La confiabilidad del auto no depende de su edad, sino de la calidad y cuidado en su ingeniería así como el material con el cual esta fabricado. Un auto con dos  y hasta cinco años de uso tendrá una condición mecánica muy buena y no incurrirá en gastos mayores de reparaciones ni repuestos, además de que tampoco pagará el impuesto por un vehículo nuevo, que es nuestro próximo punto.

Mito: Un auto usado es una mala inversión

¡Falso! Un automóvil usado es mucho más barato que uno nuevo y los gastos como el seguro y tenencia vehicular también son mínimos. Más aún, la depreciación de un auto usado es mucho menor que la de uno nuevo.

El problema de un auto nuevo es su alta depreciación inicial, pues un vehículo nuevo pierde aproximadamente el 20% de su valor en el primer año (se considera que el auto nuevo se deprecia 10% una vez retirado de la tienda) y entre 15% y 35% anualmente. Por otro lado, ¡un auto usado se deprecia de 3% a 5% por año!

Jamás venderás un auto nuevo al mismo precio en que lo compraste. Además tomando en cuenta que la mayoría de los autos nuevos se compran a través de un crédito, terminarás pagando mucho más aún contrario a cuando comprar un auto de segunda mano. Encima tendrás que pagar el impuesto vehicular por una unidad nueva.

Es por ello que comprar un auto con dos, tres o cinco años de uso es una alternativa atractiva, pues evita la fuerte depreciación de un auto nuevo, y el producto puede ser casi el mismo.

Un auto nuevo se deprecia hasta 35% al año. Uno usado sólo 5%.
Un auto nuevo se deprecia hasta 35% al año. Uno usado sólo 5%.

Mito: Ya no fabrican las piezas

Cuántas veces no nos han dicho “no compres ese porque luego no puedes conseguir las piezas” o “los repuestos ya ni se fabrican”. La verdad, esto era un problema hace unos años. Sin embargo hoy en día es prácticamente imposible no encontrar la pieza necesaria para cualquier auto de cualquier época.

Gracias a las bondades del Internet basta con escribir el nombre de la pieza y el buscador arrojará millones de opciones para conseguirla. Por supuesto lo más conveniente en esos casos es usar sitios especializados y confiables para conseguir piezas, las cuales pueden provenir de cualquier parte del mundo y al alcance de un clic.

Existen muchos sitios que son muy eficientes para buscar repuestos y lo mejor es que no tienes que esperar meses para recibirlos ni pagar cantidades absurdas por ellos.

Mito: No conoces al dueño

Por supuesto comprar un auto no es poca cosa y uno siempre quiere estar seguro de qué y a quién le está comprando. Es natural querer conocer al dueño. Sin embargo, ver a una persona en un tianguis o mercado de autos durante unas horas no nos asegura que sólo porque el dueño nos trató bien, sea confiable.

Sin embargo, hoy en día no necesitamos ni siquiera conocer al dueño. Actualmente puedes realizar la compra de un auto usado a través de sitios especializados.

Mito: La garantía

Hay quienes prefieren comprar un auto nuevo porque la garantía los protege. Sin embargo, la garantía en muchas ocasiones se convierte en un lastre pues te limita en aspectos como personalizar tu auto o modificar su línea.

Nada te impide asegurar tu auto aunque sea usado.
Nada te impide asegurar tu auto aunque sea usado.

Cuando compras un auto usado, nada te impide comprar un seguro para tu auto que proteja el auto y a ti. Para empezar, ya existen muchas opciones para asegurar tu auto dependiendo de tus preferencias y presupuesto. Sin la garantía ganas libertad para hacer o deshacer en tu auto y aunque ya no podrás ir “gratis” a checarlo con el fabricante, siempre puedes buscar otras opciones igualmente profesionales y a un precio más accesible. Como en todo, sólo tienes que investigar un poco para asegurarte que tu auto está en buenas manos.

Como puedes ver, comprar un auto usado es una buena opción actualmente y siempre que uses los medios adecuados, te asesores correctamente y hagas un poco de investigación un auto de segunda mano puede ser una excelente inversión sin riesgos mayores.

Más en Motorbit: Que debes saber al momento de comprar una moto de segunda mano

¿Qué opinas?

¿Has comprado un auto usado?

¿Conoces algún otro mito?