El segmento de los hot hatch ha experimentado un resurgimiento en los últimos años, sobre todo con los modelos subcompactos como el Ford Fiesta ST o el Fiat 500 Abarth. Aunque exponentes como el Volkswagen Golf GTI y el Peugeot 308 GT se han mantenido durante años, nunca está de más que alguien se sume para hacerles frente, y ese es el caso de Kia Soul Turbo.