Conducir una motocicleta es una habilidad que casi cualquier persona puede desarrollar. No obstante, el estado físico también influye a la hora de rodar. Los expertos señalan que si se cuenta con el conocimiento básico se puede manejar una moto; sin embargo, en aquellas que contienen un nivel alto cilindraje se necesita algo más: un buen estado físico.

Miles de ecuatorianos prefieren las motocicletas como medio de transporte. Diariamente se los ve rodar por las calles del país en distintos modelos. Muchos las emplean para trabajar, mientras que otros las utilizan simplemente para actividades recreativas. No importa cuál sea su aplicación, todas deben pasar por periodos de revisión mecánica cada cierto tiempo.

Un aspecto que debe quedar muy clara al momento de viajar en motocicleta es la adherencia al piso de los neumáticos, un tema crucial tanto para la seguridad como para la diversión. El contacto de éstos sobre la superficie del piso, cualquiera que esta sea, determina en parte las sensaciones recibidas a través de volante.

Uniéndose a una extraña tendencia por estandarizar de alguna forma la gama de marcas premium, especialmente aquellas que usan nomenclaturas alfanuméricas, Audi añadirá dos dígitos a los nombres de sus autos como indicativo de la potencia que son capaces de desarrollar. Veamos otras marcas que han recorrido el mismo camino.