Una de las rivalidades deportivas más famosas del mundo automotriz es la que tuvieron Ford y Ferrari en la década de los 60. Ford tenía planeado comprar Ferrari en esa época, pero en la junta final para afinar los detalles, Enzo Ferrari decidió que no vendería la compañía ya que no planeaba ceder el control de la división deportiva, que era justo por lo que Ford quería comprarlos.

Con el encendido del motor de un vehículo se inicia una nueva aventura sin importar si el  camino es corto o largo. Al mismo tiempo, lo hacen los riesgos que el conductor deberá asumir. Afortunadamente, la mayoría de los trayectos, usualmente, se completan con éxito. Sin embargo, la suerte puede cambiar de un momento a otro.

La amplia variedad de modelos que se comercializa en el mercado ecuatoriano permite a los  fabricantes de vehículos presentar constantemente sus nuevas opciones en tecnología e innovaciones. Estas características los hacen cada vez más atractivos para los posibles compradores. No obstante, este valor agregado –o su simple condición de nuevo- incrementa su valor.

A la hora de pensar en adquirir un vehículo son varios los factores a considerar. Aspectos como: procedencia, estética, año, modelo o necesidades a satisfacer son imprescindibles de analizar. Pero existe uno que es fundamental: el estado mecánico del modelo.

En la actualidad son muchas las formas de actuar de la delincuencia, los “amigos de lo ajeno”, con diversas y sofisticadas estrategias delictivas, buscan la manera para sacar partida de las pertenencias de los otros. Por supuesto,  los vehículos están en la mira, por su valor de reventa ya sea por partes o en su totalidad.