|

El valor de un auto clásico lo determina la originalidad del modelo. Que éste mantenga sus particularidades de origen, mecánicas y estéticas,  intactas es un requisito fundamental para que su apreciación en el mercado sea  favorable. Y es en el paso de los años donde se encuentra  su principal enemigo.

||

En Ecuador el mercado automotriz cuenta con un sector importante de modelos clásicos, asegura Alfonso Darquea, presidente de la Federación Ecuatoriana de Automovilismo y Kartismo (FEDAK), “en el país existen vehículos de una belleza increíble y con una historia destacada detrás. Es por eso que nosotros, en la Federación, creamos una división especial para atender las necesidades y regular las actividades de quienes tienen estos modelos”.

|||

Un sello distintivo de los fabricantes automotrices europeos es la innovación. Las marcas con origen en el Viejo Continente se preocupan por desarrollar vehículos que no solo ofrecen rendimientos excepcionales en la carretera, sino que también garantiza una conducción segura, placentera y divertida.

||||||||||

Para muchos, el Mustang es el auto norteamericano más famoso de la historia y a lo largo de más de medio siglo de vida se han dejado ver varias versiones de este ícono del llamado “Músculo Americano”, pero hubo proyectos que nunca se materializaron y que, por tanto, no pudimos ver en las calles.

|||

El regreso del FIAT 500 en 2007 marcó un parteaguas en la historia de la marca italiana. Utilizando una plataforma que ya tenían, revivieron uno de sus autos más míticos, y lo hicieron tan bien que han logrado crear una familia de productos derivados del pequeño 500, del cual el FIAT 500L es uno de sus máximos exponentes hoy en día.