La llegada del Dodge Challenger SRT Demon ha causado furor entre los fanáticos de los arrancones, un auto de más de 800 caballos de fuerza que sale de la fábrica listo para destrozar a cualquiera en el ¼ de milla. Aunque Chevrolet ha fijado su atención en algo más que la aceleración en línea recta, el preparador texano Hennessey se dio a la tarea de crear un competidor directo para el Demon, que decidió llamar Camaro ZL1 Exorcist Hennessey.