Durante muchos años Volvo fue una marca que se concentró únicamente en la seguridad. Gracias a esto crearon algunos de los autos más seguros de su época y revolucionaron la manera en la que un vehículo podía ser equipado con sistemas de seguridad pasiva y activa, pero no precisamente eran muy agraciados en cuanto a diseño, hasta que conocimos la Volvo XC60.