Muchas veces opacada por otras marcas Premium, Opel es una de las compañías europeas de autos alemanes con más abolengo que hay. Fundada en 1862, se convirtió en una empresa pública en 1929 y desde entonces ha pertenecido a General Motors, sirviendo como su división europea, aunque sin el éxito esperado en los últimos años, por lo que el consorcio americano está buscando nuevas soluciones.