La relación entre las casas relojeras de alta gama y la industria automotriz no es nada nuevo. Ejemplos como el Rolex Daytona sobran, pero de unos años para acá se ha puesto muy de moda que las marcas de autos súper deportivos se asocien con alguna relojera para crear líneas enteras de relojes basándose en algunos de sus autos, tal es el caso de McLaren.

Desde su posición como Presidente de la ANCA, ¿cuál es su balance de 2016? Fue un buen año, ya que reportamos un crecimiento que osciló entre el 10 y 15 por ciento. Tenemos retos importantes para 2017 pero por lo pronto el 2016 es catalogado como un buen año. ¿Qué fue lo que impulsó las ventas? A que el mercado de autos nuevos se incrementó un 18% y esto es como una rueda de la fortuna. Al venderse autos nuevos,