Fue apenas en 2013 cuando el mundo conoció al BMW Serie 4 y desde entonces creció una intensa afición por ese modelo de la casa de Múnich y ahora en 2017 le llegó el momento de presentar una actualización que si bien es cierto es discreta, no le resta esa esencia que lo ha llevado a vender casi 400,00 ejemplares desde su debut.