Tesla dio un brinco importante este año con la llegada de la Model X y las mejoras que hizo al Model S. Los avances que tuvo en conducción autónoma y la apertura de su gigafábrica de baterías le han ayudado a posicionarse como la marca de vehículos eléctricos más importante y para muestra el Tesla Model 3.