La marca sueca introdujo en el mercado latinoamericano un nuevo propulsor V8 que funciona a gas para la generación de energía. Ofrece potencia, confiabilidad, economía de combustible y menor impacto ambiental. De esta manera Scania reafirma su compromiso ecológico con productos sustentables y rentables.