La tecnología híbrida para los autos es algo que se pensó para gastar menos combustible, pero evidentemente alguien encontraría la manera de aprovecharla para hacerlos más rápidos y qué mejor lugar para experimentar con esto que en las pistas de la Fórmula 1 con el llamado KERS.

Para todos los que aman los autos, cada vez que se habla del segmento de los súperdeportivos nos recorre un escalofrío por toda la columna vertebral. Sin embargo, la oportunidad de ponerse al volante de uno de estos ingenios mecánicos, es realmente escasa si tomamos en cuenta lo que uno de estos juguetes es capaz de hacerle a la economía personal. No obstante, en la vida de un probador de autos, siempre se encuentra latente la opción de manejarlos, tal