Lejos quedaron los días en los que cuando uno veía un Cadillac pensaba en un auto para octogenarios de Florida. No sólo su diseño es mucho más agresivo, los autos como tal están enfocados a un mercado mucho más joven y son la respuesta de General Motors a los sedanes de lujo europeos, pero esta vez sí pelean de frente contra BMW o Mercedes-Benz.

Una cifra calificada como “cifra sin precedente para cualquier mes” por parte de la Asociación Mexicana de Industria Automotriz (AMIA), las ventas de autos nuevos en México registraron un alza del 25.9% en junio pasado, respecto al mismo mes de 2015.