¿Alguna vez te ha pasado que salías de un bar en la ciudad capital y tus amigos no te dejaron conducir tu auto? ¿O que tenías una entrevista importante y llegaste tarde porque no encontrabas estacionamiento? ¿O trataste de tomar un taxi y tuviste que esperar media hora porque ninguno te llevaba?

En Noruega, analizan la construcción de una autopista submarina bajo las gélidas aguas de los fiordos, uno de los atractivos turísticos más importantes del país. Para su desarrollo se utilizará un sistema único en el mundo, aunque está planeado recién para 2035.