Una investigación de seguridad arrojó las principales distracciones que los jóvenes tienen cuando manejan. Una de las más comunes son los mensajes de textos y llamadas que reciben de sus propios padres que quieren saber cómo están. Otros factores de distracciones son la manipulación de los equipos multimedia.