La polémica definición del Gran Premio de Austria entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg, encendió nuevamente una rivalidad que seguía latente, y que tiene varias batallas en los últimos dos años. El inglés parece llevar las de ganar.

Una Kawasaki Ninja H2R, al mando del piloto turco Kenan Sofuoglu, logró alcanzar los 400 km/h para convertirse en la moto más veloz entre las de producción. Esa marca fue alcanzada en 26 segundos recorriendo un trayecto de 2,6 kilómetros en el puente Osman Gazi, cerca de Stambul, capital de Turquía.