Una de las preferidas del mercado ecuatoriano. La camioneta Chevrolet D-Max, que tomó la posta del modelo Luv, es la apuesta de la marca de General Motors con un apariencia moderna, un interior llamativo, sin perder potencia para los caminos más difíciles.

La tecnología aplicada empieza a convertirse en el distintivo de la nueva generación de camionetas. Los obstáculos que presenta el camino en diferentes zonas geográficas son los parámetros decisivos para las marcas que quieren imponer sus modelos en el mercado.