La conectividad es uno de los aspectos más importantes cuando las nuevas generaciones están buscando un auto nuevo. La facilidad de poder acceder incluso a redes sociales mientras manejan, se ha convertido en una prioridad. Los constructores emplean formas cada vez más seguras, rápidas e intuitivas para mantener a sus clientes conectados en todo momento.

Entrar al segmento de los hatchbacks siempre implica un terreno lleno de sorpresas. No es sencillo para los diseñadores automotrices calibrar la distribución de pesos en un auto en donde el tercer volumen prácticamente no existe, y como consecuencia, continuamente nos topamos con este tipo de vehículos convertidos en autos “nerviosos y saltarines” en alusión a su manejo cotidiano. Hoy toca probar el Kia Rio.

El mundo del off road es como un universo paralelo: no hay carreteras asfaltadas, ni pendientes calculadas; tampoco se trata de facilitar caminos ni mucho menos de comodidades instaladas. La prueba de esta semana corrió a cargo del grupo FCA, mas específicamente de Jeep en conjunto con Mopar y una de sus mas recientes versiones: El Jeep Vulcano.