|

La crisis de inseguridad que vivió México desde finales de la década pasada obligó a un buen número de ciudadanos a buscar formas de protección sobre todo en sus vehículos; una de ellas fue la del blindaje que hasta 2012 registró un repunte importante pero que ahora avizora un panorama que podría complicarse.