En México hay alrededor de 4.5 millones de jóvenes registrados en escuelas de educación media superior, muchos de los cuales comienzan a tener sus primeras experiencias como conductores de vehículos automotores y muchos de los cuales han tenido experiencia de accidentes viales en este periodo de su vida.