Hace un par de años Volkswagen presentó durante el Autoshow de Beijing un concepto del Golf que llamó mucho la atención. El Golf R 400 era una variante real del auto más vendido de la marca, y fue la propia marca alemana la que anunció que fabricaría esta versión con muy pocos cambios en la versión de producción con respecto al concepto presentado.