||||||

El Santo es una leyenda en México, un auténtico héroe de los cuadriláteros y del cine. Cada película una de sus películas era una aventura y en todas sus autos eran una maravilla: deportivos, convertibles, monoplaza y casi todos en color blanco o plata.