Es un Cadillac 75 Limousine de 1951 el cual Perón y su esposa “Evita” utilizaron en varias oportunidades. Estaba en manos de un coleccionista y fue subastado por la casa inglesa Bonhams que se lo adjudicó a un particular que pagó por él 85.500 libras esterlinas, unos 110.000 euros.